Público
Público

Picasso resucita en la pantalla de plasma de Bill Viola

El museo malagueño muestra la influencia del pintor en el pionero del videoarte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos cuerpos desnudos, un hombre y una mujer, avanzan desde la penumbra. Atraviesan un muro de dolor transformado en cortina de agua. Se desperezan. Observan atónitos lo que hay delante de sus narices y vuelven, ateridos, hacia la oscuridad. Nada permanece, todo se renueva. Como un ciclo. Como la vida. Como la muerte. Es Encarnación, una de las tres creaciones con las que el pionero del videoarte Bill Viola (Nueva York, 1951) desembarca, hasta el próximo 12 de septiembre, en el Museo Picasso de Málaga.

'Me centro en la parte física, pero también en lo que hay dentro, en el software interno, donde residen las emociones, donde habita la memoria', aseguró el artista a través de una videoconferencia desde Los Ángeles. La memoria... y el olvido. 'Yo decidí olvidar a Picasso y su obra cuando terminé en la universidad y empecé a trabajar', dijo después de la intervención del director del Museo Picasso, José Lebrero, dedicada a ensalzar las conexiones entre el artista malagueño y el norteamericano.

El autor sacude la conciencia con las debilidades humanas

'Cuando un artista joven se encuentra con un artista tan poderoso como él, existen dos reacciones', continuó Viola ante un auditorio expectante. 'Una es la inspiración y otra es el desafío, el reto de querer superar la maestría de ese genio; y esas dos fuerzas antagonistas son las que deben guiar al artista', concluyó para tranquilidad de todos. En Los Ángeles eran las dos y media de la madrugada.

En Obras figurativas título de la exposición no hay menos simbolismo, ni soledad, ni menos vida ni menos muerte que en el período azul de Picasso. Ha sido, de hecho, La vida, obra maestra del malagueño en su momento más amargo, la que ha llevado a la pinacoteca a mostrar las creaciones de Viola en sus lienzos de plasma. 'La principal conexión entre Picasso y mi obra es el cuerpo, la parte física, material de la persona, pero también el interior, que es el aspecto universal del ser, un ser infinito que contiene el pasado, el presente y el futuro', resumió Viola.

La exposición podrá verse hasta el próximo 12 de septiembre

En pantallas de plasma y con una duración de apenas siete minutos, el precursor de la videocreación sacude la conciencia con las debilidades humanas. 'La vida es fragilidad y la frontera entre ella y la muerte no es un muro, se abre con una llave, en un instante', explica el autor en un vídeo que acompaña la exposición. Tres mujeres, una versión del mito clásico de las tres gracias, y Arrangement, fuertemente influenciada por el mundo oriental, cierran la muestra. 'Cuidado con el agua, que salpica', bromeó el consejero de Cultura, Paulino Plata.