Público
Público

La poesía como escape del dolor

Antonio Gamoneda y Juan Gelman conversaron sobre sus obras en la FIL.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El poeta argentino Juan Gelman y el español Antonio Gamoneda compartieron el viernes recital y reflexionaron sobre la situación de la lírica actual. 'La poesía en español hoy no tiene ningún Acongaua pero si hay una cordillera', subrayó el argentino, quién se calificó como una 'precordillera', pese a que, al igual que a Gamoneda, se les cuenta entre los principales poetas vivos en español.

Con la ironía que le caracteriza, el suramericano rechazó ser 'un gran poeta, sino un poeta mayor'. A sus 80 años le consuela el tango Volver, porque 'ochenta son cuatro veces nada'. A lo que Gamoneda contestó que entonces él es un poeta 'menor' porque le faltan seis meses para ser octogenario, provocando la risa entre el público.

Gamoneda podría pertenecer cronológicamente a la Generación de los Cincuenta.Sin embargo, se desmarcó porque no comparte la visión de ese grupo, aglutinado en torno al realismo y la denuncia de las injusticia. Él se consideró tan solo 'un poeta provinciano'.

Además de la modestia y el buen humor, ambos comparten 'un afán de ir más allá con sus palabras, con el lenguaje, sin renunciar a esa realidad, a veces muy dura, que sus ojos han contemplado', tal y como señaló el moderador del encuentro, el también poeta español Antonio Colinas.

Una realidad que cada cual digiere a su manera. Gamoneda reflexiona constantemente sobre la muerte con una fuerza excepcional. De carácter existencialista, sus versos destilan un pesimismo esencial, como se ve en Sílaba Negra.

'Antonio explora la ambigüedad de la razón, con una fuerza emotiva y una lengua extraordinaria y nueva', señaló Gelman quién ha sido bautizado como el poeta del dolor. La muerte le ha tocado de cerca desde siempre su madre murió al nacer él y la dictadura le asesinó a su hijo y su nuera, además de robarle a su nieta y ese enojo con la dama blanca se aprecia en muchos de sus versos, especialmente en el poemario De atrásalante en su porfía.

De momento, ambos siguen escribiendo y Gelman aseguró que ya acabó un nuevo poemario aunque no tiene título aún. Y bromeó que a lo mejor le pone 'todavía no sé'.