Publicado: 31.01.2016 13:30 |Actualizado: 31.01.2016 13:30

La polémica sobre los actores negros marca la ceremonia de los premios del Sindicato de Actores de EEUU

'Spotlight' consigue el premio a la mejor película, mientras Leonardo DiCaprio y Brie Larson confirmaron su condición de favoritos para los Óscar con sus respectivas victorias en los campos de mejor actor y mejor actriz. El actor británico negro británico Idris Elba hizo doblete como mejor actor de reparto en cine y televisión.

Publicidad
Media: 3
Votos: 3
Comentarios:
De izquierda a derecha, el elenco de 'Spotlight' con su premio del Sindicato de Actores de EEUU: Billy Crudup, Brian d'Arcy James, Mark Ruffalo, Rachael McAdams, John Slattery, Michael Keaton y Liev Schreiber. REUTERS/Mike Blake

De izquierda a derecha, el elenco de 'Spotlight' con su premio del Sindicato de Actores de EEUU: Billy Crudup, Brian d'Arcy James, Mark Ruffalo, Rachael McAdams, John Slattery, Michael Keaton y Liev Schreiber. REUTERS/Mike Blake

LOS ÁNGELES (California, EEUU).-  La 22 edición de los premios del Sindicato de Actores de EE.UU. (SAG) estuvo marcada por el gran reconocimiento hacia el talento negro en plena polémica por la falta de diversidad en las nominaciones de los Óscar, a la que se hizo alusión en varias ocasiones.

Cinco de los diez premios individuales de la velada fueron a parar a actores negros en una noche donde el británico Idris Elba hizo doblete como mejor actor de reparto (Beasts of No Nation) y mejor actor en una película para televisión o miniserie (Luther).



La victoria de Elba por Beasts of No Nation supone la primera en la historia para un actor no nominado al Óscar el mismo año.

"Hicimos una película sobre gente real, vidas reales y personas dañadas. Muchas gracias por dar algo de luz a esta película. Respeto y amor", manifestó el actor de 43 años, que aprovechó la presentación de una estatuilla para hacer mención a la ostensible presencia afroamericana entre los premiados. "Bienvenidos a la televisión diversa", dijo entre risas.

El actor británico Idris Elba, en su mesa con los dos premios del Sindicato de Actores de EEUU. REUTERS/Lucy Nicholson

El actor británico Idris Elba, en su mesa con los dos premios del Sindicato de Actores de EEUU. REUTERS/Lucy Nicholson

También se llevaron galardones los actores negros Uzo Udoba (mejor actriz en una serie de comedia, por Orange is the New Black), Viola Davis (mejor actriz en una serie de drama, por How to Get Away With Murder) y Queen Latifah (mejor actriz en una película para televisión o miniserie, por Bessie).

Davis y Latifah no dudaron en pronunciarse sobre la falta de diversidad de la que se viene hablando en las últimas semanas en Hollywood.

"Lo importante es que cuando alguien entre en un cine esté abierto a la experiencia de la historia. Hay quien piensa que aquellas protagonizadas por personas de color no son inclusivas. Yo animo a esa gente a que pague por ver esas películas porque son historias igual de válidas e importantes. Eso es más importante que cualquier boicot", manifestó Davis.

Latifah, por su parte, dijo: "Para cualquiera ahí afuera que no cumple con el perfil que algunos dicen que deberías tener, os animo a que sigáis luchando y seáis vosotros mismos".

Los actores Leonardo DiCaprio  y Brie Larson posan ante los periodistas con sus premios del Sindicato de Actores de EEUU. REUTERS/Mike Blake

Los actores Leonardo DiCaprio y Brie Larson posan ante los periodistas con sus premios del Sindicato de Actores de EEUU. REUTERS/Mike Blake

Además, el trofeo al mejor reparto en una serie de comedia fue para Orange is the New Black, un premio que recogió la actriz Laura Prepon.

"Mirad al escenario", solicitó. "Esto es lo que queremos decir cuando hablamos de diversidad: diferentes razas, colores, creencias y orientación sexual", señaló la actriz, rodeada de todo el variado elenco de la serie, en referencia a la polémica en torno a los Óscar.

En los premios cinematográficos, el Sindicato de Actores premió a Spotlight como mejor película. La cinta de Tom McCarthy, protagonizada por Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams y Liev Schreiber, narra con detalle la investigación periodística que destapó los abusos sexuales a menores en la Iglesia católica de Boston, una situación que se produjo con la connivencia de la jerarquía eclesiástica y la de toda la comunidad.

"Esto es para Flint, para Michigan... Esto es para todos los desamparados", afirmó Keaton provocando una gran ovación en el Shrine Exposition Center, de Los Ángeles (California).

Las actrices Lea DeLaria, Emma Myles y Jessica Pimentel, de la serie 'Orange is the New Black', con sus premios del Sindicato de Actores de EEUU. REUTERS/Mike Blake

Las actrices Lea DeLaria, Emma Myles y Jessica Pimentel, de la serie 'Orange is the New Black', con sus premios del Sindicato de Actores de EEUU. REUTERS/Mike Blake

Asimismo, Leonardo DiCaprio (The Revenant) y Brie Larson (Room) confirmaron su condición de favoritos en vistas a los Óscar con sus respectivas victorias en los campos de mejor actor y mejor actriz.

Para DiCaprio fue su primera victoria tras nueve nominaciones. En las últimas 11 ediciones, el ganador en esa categoría consiguió alzarse con el premio de la Academia de Hollywood. "Esto no hubiera sido posible sin Alejandro", comentó en alusión al director del filme, el mexicano Alejandro González Iñárritu. "Gracias por compartir tu genio con nosotros", agregó.

Por último, Alicia Vikander se llevó el trofeo a la mejor actriz de reparto (The Danish Girl).

En el campo televisivo, Downton Abbey se llevó la victoria como mejor serie de drama, mientras que Kevin Spacey (House of Cards) y Jeffrey Tambor (Transparent) triunfaron como mejor actor de drama y de comedia, respectivamente.

La actriz Carol Burnett, en el escenario agradece el premio a toda una carrera entregado por el Sindicato de Actores de EEUU. REUTERS/Lucy Nicholson

La actriz Carol Burnett, en el escenario agradece el premio a toda una carrera entregado por el Sindicato de Actores de EEUU. REUTERS/Lucy Nicholson

El Sindicato de Actores de EEUU aprovechó la ocasión para rendir homenaje a Carol Burnett, que emocionó con un discurso al que echó el broche llevándose la mano a la oreja, su célebre gesto que popularizó durante los 13 años que duró Carol Burnett Show en la cadena CBS.