Publicado: 25.04.2014 14:26 |Actualizado: 25.04.2014 14:26

Poniatowska: "Soy católica, pero creo que la única que debe decidir sobre su cuerpo es la mujer"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La escritora y periodista Elena Poniatowska, Premio Cervantes 2013, ha participado este viernes en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, un encuentro más distendido que los actos institucionales en los que ha participado a lo largo de esta semana en el que ha dado su opinión sobre distintos temas sociales, en especial relacionados con la situación actual de la mujer y la democracia en Latinoamérica.

"Obviamente soy católica, tengo antecedentes religiosos y de niña scout, pero creo que la única que debe decidir sobre su cuerpo es la mujer", ha dicho la escritora en respuesta a una pregunta sobre su opinión acerca de la Ley de despenalización del aborto en México DF, de la que ya se cumplen siete años y que diversos sectores reclaman para el resto del país.

La autora galardonada esta semana con el premio más importante de las letras hispánicas ha hecho referencia a la feminista Marta Lamas, presente en el acto, quien a su vez ha destacado el libro Las mil y una... La herida de Paulina, que Poniatowska escribió con motivo de la violación que sufrió una niña de 13 años. "Ayudó a que cambiara la ley en Ciudad de México", ha dicho Lamas.

Otra de las preguntas relacionadas con la figura de la mujer ha sido la planteada en torno a la figura de Michelle Obama y de las presidentas de Chile y Argentina Michelle Bachelet y Cristina Fernández. De la primera dama de Estados Unidos ha dicho que es una esposa "digna y amable", de quien se conoce menos que de Hillary Clinton.

"Lo grave en nuestro universo es que a las mujeres les cuesta mucho pasar de ser florero, crecer a través de espinas y llegar a rosas"De Bachelet ha manifestado su alegría por su regreso a la presidencia del país chileno y de Fernández ha dicho que "aplica la política de su marido y solo le queda un ratito en el poder". "Lo grave en nuestro universo es que a las mujeres les cuesta mucho pasar de ser florero, crecer a través de espinas y llegar a rosas. Un trabajo arduo, en el que no colaboran los hombres. Al contrario", lamenta. "Su papel está determinado desde que llegan al poder. Por eso Merkel es un ejemplo, no pensamos en ella sino como una hacedora, no como florero. Yo pensaría en ella como un cuchillo o un tenedor, o como una cuchara sopera", añade.

Preguntada acerca de Cuba y Venezuela, Poniatowska señala que fue una "entusiasta" de la revolución cubana e incluso fue 1959 junto al general Lázaro Cárdenas en el avión y estuvo cuando los "guajiros" aplaudieron "con los machetes en el cielo" el discurso de Fidel Castro. Sin embargo, cree que Castro, a quien ahora ve en los periódicos como un "viejito feo", "habría hecho muy bien en quedarse unos años y pasar después el poder a otro más capacitado y no extenderse como ha hecho".

Respecto a Hugo Chávez, lo describe como un personaje que "no va a ser superado". Su figura, afirma, siempre le asustó "un poco". "Su casa presidencial estaba rodeada de hombres con ametralladoras. Y, según destaca Poniatowska, donde hay ametralladoras y donde en las paredes de las calles aparece de forma repetitiva el nombre de alguien, eso "atemoriza" mucho y es "una pésima señal para la democracia del país". Aún así, considera que Chávez "hizo bien" a los pobres de Venezuela.

En cuanto al presidente de México, Enrique Peña Nieto, Poniatowska no ha querido pronunciarse sobre él, ya que "desde hace 12 años" apoya al candidato de la oposición, a quien afirma creer cuando habla sobre "los pobres", una de sus grandes preocupaciones. "Yo lo que quiero es que al país le vaya bien. Si Peña Nieto cumple estas cosas podré decir algo positivo y alentador", añade. Preguntada por el sector energético, Poniatowska se define como una defensora de que "el petróleo" sea de los mexicanos. "Tenemos que ser dueños de nuestra riqueza. Lo merecen los mexicanos, para quienes el petróleo quizás es la solución", ha dicho.