Público
Público

El pop español quiere crecer fuera de nuestras fronteras

Hoy y mañana se celebra el Día de la Música, con encuentros, conciertos y mesas redondas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Vivimos un momento de expansión como banda', dice medio resfriado Guillermo Astrain de Delorean, para resumir unos últimos meses de gira 'exitosa' por Estados Unidos y España, con parada en festivales como el SOS de Murcia, el Primavera Sound y Sónar. Hoy son uno de los cabezas de cartel de la programación para el Día de la Música, que se celebra oficialmente mañana, con conciertos en toda España y la implicación de sellos e instituciones de la península. Su impacto en el extranjero no hace sino aumentar: acaban de lanzar su nuevo disco, Subiza, en México, a través del sello Arts & Crafts, donde han estado también tocando en algunos directos.

Procedentes de la escena hardcore española, su caso de éxito en el exterior se explica en gran medida por la filosofía de autogestión heredada del punk, 'al espíritu háztelo tú mismo que hemos seguido: siempre que hemos viajado, de Alemania a Moscú, ha sido por nuestra cuenta'. Incluso sus celebradas actuaciones en el pasado festival South By Southwest en Austin (Texas), donde levantaron el interés de la prensa extranjera, corrió a cargo del grupo, a pesar de que desde España la plataforma Sounds from Spain (integrada por organismos como el Instituto Español de Comercio Exterior y asociaciones profesionales como la Unión Fonográfica Independiente), llevaron una corte de representantes patrios: Los Planetas, Huecco, Amaral, Nudozurdo, Tom Cary y Unfinished Sympathy.

Rosenvinge: 'El idioma manda muchísimo: en Latinoamerica tocas si cantas en español'

'A no ser que vayas con una subvención, corres tu con todos los gastos, aunque ayuda tener gente profesional trabajando a tú lado', dice Astrain en referencia a la agencia de booking y managment que les ha ayudado a moverse fuera de España, 'pero que también nos ha exigido una mayor implicación y responsabilidad. Pero, en general, ha sido todo un trabajo de la propia banda'.

Precisamente entre la programación de El día de la Música también se incluye la mesa redonda El mercado musical global: ayudas institucionales, posibilidades reales, que entre otros participantes incluye un responsable del ICEX. Según Juan Miguel Márquez (Director de División de Servicios de Industrias Culturales del ICEX), hay motivos para ser optimista porque 'mientras la venta de la música tiene bajada de facturación de empresas discográficas, hay un área que ha ido a más: los directos. Y cada vez hay más grupos españoles tocando fuera'. El ICEX comenzó su apoyo a la música nacional en el exterior en el año 1996, dando soporte fundamentalmente a sellos, aunque el panorama actual discográfico empuja a cambios: desde 2005, la promoción en el exterior viene acompañada con actuaciones de grupos nacionales en los mercados internacionales y acuerdos, además de con sellos, con asociaciones como UFI o Promusicae. Precisamente, según datos de esta última entidad, mientras los ingresos han caído en 2007, 2008 y 2009 (189 millones de euros, 169 y 140, respectivamente), la exportación en el mismo periodo ha pasado de representar un 5 a un 8,3%.

Con una inversión prevista para 2010 de unos 380.000 euros (más 200.000 que se calcula que aportan asociaciones), el ICEX ha estado presente este año en festivales como South By Southwest, en Austin, el MIDEM en Cannes, el MusikMesse en Francfort y Womex en Copenhague, además de hacer 'misiones comerciales' concretas en México y Japón, de las que se han 'beneficiado' grupos como los madrileños The Right Ons. Sus 'socios' de la UFI también son optimistas: 'El panorama está mejor que nunca. Por un lado, las empresas discográficas reciben formación, información, ayudas y soporte para exportar, por lo que hay empresas muy preparadas para hacer negocio fuera. Se está asistiendo a muchos eventos, ferias y festivales, y trabajar bajo un paraguas común de Sounds from Spain es mas fácil crear imagen del país y todo se agiliza, incluso de cara a los medios de comunicación internacionales a la hora de programar eventos', dice Marian Lozano, Coordinadora UFI.

El sello Elefant funciona muy bien en Asia y acaba de abrir oficina en México

Aunque también ha participado recientemente del programa Sounds from Spain, Christina Rosenvinge se ve como un artista 'singular' en esto de sonar fuera de nuestras fronteras: 'En la época en que vivía en EE UU hice giras por clubs y toqué en algún festival grande, como All Tomorrow's Parties de Los Ángeles y el South By Southwest. En esa época hice giras por Europa, para lo cual fue fundamental cantar en inglés y el hecho de vivir en Nueva York: todo el mundo mira allí. Hoy me parece injusto. Entre los países de Europa debería haber más flujo entre bandas y no tanto protagonismo anglosajón'.

Con repertorio que vuelve al castellano y un disco bajo el brazo (Tu labio superior), Rosenvinge este año ha tocado en México, Chile, Argentina 'y todavía me falta Colombia y volver México de nuevo. El idioma manda muchísimo: en Latinoamerica tocas si cantas en español'. En su caso, confirma, la presencia fuera de nuestras fronteras no ha venido marcada ni por ayudas estatales, ni sellos, ni medios ni publicistas: 'Normalmente son promotores de allí los que están interesados en que toques. Necesitas logística. Cuando saqué Que me parta un rayo [1992] sembré mucho por allí y durante años he estado desaparecida. Ahora que tengo disco en español, me llaman'. ¿Su secreto? 'Las cosas me han pasado más bien de carambola y gracias al boca-oreja, alguien te oye, te recomienda...'.

Los que deben pensar lo mismo son la gente del sello Elefant: muchos de sus grupos no sólo tienen éxito en Japón (lo de La casa azul es casi una fiebre allí) y presencia en todos los continentes (especialmente bien en Asia: Corea, Filipinas, Taiwan, Hong Kong), sino que recientemente han abierto oficina en México, donde trabajan cinco personas. Luis Calvo, fundador y director del sello, coincide con Rosenvinge en que lo importante es la logística, 'crear una infraestructura independiente, como pueda haberla en o Francia, Alemania o España'. Esto les permitirá lanzar allí a sus grupos, no tanto bandas locales, 'organizar giras, fiestas y conciertos, para empezar a tener difusión, porque fans hay muchísimos'.

'Cuando he ido a México siempre ha sido perdiendo dinero'

Compañeros de Delorean en el sello español Mushroom Pillow y de Rosenvinge durante un viaje el pasado mes de septiembre a México (de nuevo, gracias a Sounds from Spain y junto a Los Coronas, Digital 21 y Los Planetas), Triángulo de Amor Bizarro también miran a DF: acaban de licenciar allí su disco Año santo y han aprovechado para dar 'un par de conciertos'. Para el grupo gallego, que también ha viajado por su cuenta, salir fuera 'es nuestra prioridad. Sabemos que en España tenemos un tope, siempre seremos un grupo minoritario y queremos llegar al máximo números de gente posible', dice Rodrigo.

En su caso, la base de fans que tenían allí fue producto del misterio que desprende la propia la banda: 'Sounds from Spain nos facilitó las cosas, pero Internet es lo que más ayuda a que te conozcan fuera. Hay Comunidades Autónomas que también dan facilidades de desplazamiento, pero no es nuestro caso: vamos por libre'. El caso de que un grupo tan peculiar como Triángulo de Amor Bizarro guste fuera responde, según Rodrigo, a que 'es la personalidad lo que te permite destacar. Los grupos españoles que triunfan fuera son los que se diferencian de los otros, lo que no son clones de grupos de fuera que entran aquí'.

Algo parecido piensa Nacho Vegas, que en su día entro en el mercado mexicano de la mano de Bunbury y que tiene claro que 'para hacerte hueco en mercado internacional no importa tanto el idioma en que cantes como que lo hagas en tu idioma, que lo que cantes suene propio. Cuando vienen grupos extranjeros a España y hablo con ellos, generalmente me dicen que les atraen más los españoles que cantan en español que los que cantan en inglés'. En su caso, que una discográfica como EMI licencie su disco en México 'es un punto de partida', pero lo de las ayudas... no está tan claro: 'Toqué una vez en Venezuela con Rock en Ñ, de la Fundación Autor. Fue un concierto acústico con sólo uno de mis músicos porque las ayudas se la dieron a los que más generaron: ese año, se las llevó Estopa, que ya vendían mas de un millón de discos'. Y por si había dudas, y para no destacar respecto al resto: 'Cuando he ido a México siempre ha sido perdiendo dinero. El esfuerzo lo haces tú; te tienes que dar la paliza'.