Público
Público

Portillo abandona el certamen por motivos "económicos y organizativos"

La directora del Festival de teatro de Mérida aclara que la retirada de la fotografía de la exposición 'Camerinos' ha sido un motivo más.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Blanca Portillo y Chusa Martín, directoras del Festival de teatro de Mérida, anunciaron el viernes que no continuarían en el cargo, justo un día después de la retirada de la polémica fotografía de la exposición 'Camerinos' del artista Sergio Parra. Las directoras del Festival han aclarado que la retirada de la instantánea es sólo 'uno de los motivos que ha motivado al equipo a no continuar al frente'.

Portillo y Marín aclaran en la nota que las razones principales se deben a asuntos de 'índole económico y de gestión y transparencia de la organización administrativa del propio Festival'.

El comunicado deja claro que los problemas con el nuevo Gobierno de la Junta de Extremadura, bajo el mandato del conservador José Antonio Monago, vienen de lejos. Las directoras al frente del certamen explican que las peticiones recibidas desde el Ayuntamiento y desde la Consejería de Cultura y Educación de la Junta extremeña han sido el motivo fundamental para la retirada de la imagen que muestra al actor Asier Etxeandia Sergio con un crucifijo en la entrepierna.

La nota informa de todas las reclamaciones recibidas través de terceros. El correo electrónico de la dirección también se llenó de cientos de mensajes aclamando la retirada de la instantánea de 'todos los patronos del festival: las Diputaciones de Cáceres y Badajoz, Caja Duero, Caja Badajoz, Caja Extremadura e incluso en la propia Junta de Extremadura'.

La dirección recibió cientos de mensajes pidiendo la retirada de la fotografía Sólo la Consejera de Cultura se puso en contacto directo con Blanca Portillo por vía telefónica. Conversación donde la actriz madrileña notificó a la Consejera su decisión de forma oficios de no continuar al frente del festival.

Así se daba carpetazo a una serie de rencillas iniciadas desde el nombramiento de Portillo como directora en noviembre pasado a cargo del ejecutivo que presidía el socialista Fernández Vara. Desde entonces, la intérprete siempre se quejó de la falta de fondos y del tiempo para llevar a cabo su trabajo, problemas que crecieron cuando llegó el Partido Popular al Gobierno extremeño y al Ayuntamiento de la ciudad después de las elecciones de mayo. Desde la llegada de José Antonio Monago la directora ha dejado claro que se ha sentido 'incómoda y poco respaldada'.

Por ello y porque el Festival está en crisis desde hace varios años, la dirección del festival que lo más importante para el equipo de dirección, para la Junta como para el Ayuntamiento de Mérida es el Festival, de ahí que se produjera a la retirada de la fotografía cuando el certamen estaba 'en el momento más álgido', concluyen el comunicado hecho oficial hoy.