Público
Público

Radiografía de un fenómeno editorial

'¡Indignaos!' coloca 300.000 ejemplares en tres meses gracias al boca a boca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

1. El comienzo

Pese a no contar con ninguna promoción mediática, un ensayo político de 32 páginas arrasa en las librerías y coloca 300.000 ejemplares en tres meses gracias al boca a boca. Los derechos de traducción son vendidos alrededor del mundo en cuestión de semanas. Stéphane Hessel, exdiplomático de 93 años, vive una segunda juventud y se convierte en personaje omnipresente. Lleva vendidos más de dos millones de libros en Francia y ha superado el medio millón en España. Los editores aspiran a alcanzar los diez millones de lectores en todo el mundo.

Tras el éxito del libro, se multiplican los panfletos políticos vendidos a precio reducido, que han revitalizado el mercado de la no ficción. En Francia aparecen clones por todas partes, del Manifiesto de economistas aterrados a un reciente ensayo sobre la catástrofe nuclear de Fukushima, pasando por el programa del candidato a las primarias socialistas Arnaud Montebourg e incluso una parodia erótica, Enfilez-vous! (¡Penetraos!). Hessel también ha intentado repetir el éxito con ¡Comprometeos!, libro de entrevistas que ha publicado junto al escritor francés Gilles Vanderpooten, de 25 años.

¡Indignaos! no ha quedado al margen de las críticas. El Consejo Representativo de las Instituciones Judías protesta contra las opiniones de Hessel sobre Israel y considera que 'legitima el terrorismo' palestino. El escritor Pierre Assouline, autor de un influyente blog literario para Le Monde', se dice 'consternado por su falta de contenido y un exceso de buenos sentimientos'. Libération' califica a Hessel de 'Papá Noel de las buenas conciencias'. 'Las críticas proceden de intelectuales de segunda, envidiosos porque nunca lograrán nada parecido en la vida', responde Barou.

Traducido a 30 idiomas, aparecerá en EEUU en septiembre bajo el título Time for outrage. Se publicará coincidiendo con la Asamblea General de la ONU, centrada en el conflicto árabe-israelí. Hessel ha reescrito el capítulo sobre Israel para evitar molestar al lobby judío. El actor Sean Penn, que debía firmar el prólogo, habría rechazado el encargo. El libro también aparece a finales de junio en China, con un prefacio en que políticos e intelectuales reclaman el Nobel de la Paz para su autor.

La editorial ha cedido los derechos de ¡Indignaos! al cineasta francés Tony Gatlif, que ultima un documental inspirado en el libro que tendrá a punto para el otoño. Contará con Hessel como narrador, y conducirá al espectador por las revueltas indignadas de los últimos meses. El director ya ha pasado por Túnez, Grecia y España.

Crossman y Barou, que acaban de abrir despacho en París, preparan su próximo asalto: la publicación del primer libro de Tunisian Girl, la autora de uno de los blogs más destacados de la revolución jazmín, que aparecerá a finales de mes. Indigène ha apostado por el mismo formato: 32 páginas a tres euros. Una receta que da buen resultado.