Público
Público

Raimon: "Camps habla un valenciano de ignorante"

El cantautor cree que el cierre de TV3 trata de minimizar el problema que tienen los gobernantes al hablar valenciano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cantautor Raimon ha atribuido hoy el cese de la emisiones de TV3 en el País Valencià a una estrategia de la Generalitat para minimizar el uso del 'valenciano' debido al 'problema' que, a su juicio, tienen muchos de sus representantes al hablarlo.

El músico ha hecho estas declaraciones durante la presentación en Valencia de su nuevo disco, 'Rellotge d'emocions' (Reloj de emociones) -su primer trabajo de estudio desde el año 2000-, en la que ha calificado el cese de esta emisión televisiva de 'acto de irracionalidad absoluta'.

'Sólo hay que oír al president de la Generalitat, Francisco Camps, hablar en valenciano. Da la sensación de que no ha perdido ni cinco minutos en saber cuál es la conjugación de los verbos; habla un valenciano increíblemente de ignorante, cosa que no hace con el castellano, que es de académicos', ha señalado.

En su opinión, el corte de las emisiones de la cadena autonómica catalana -adoptado la semana pasada por Acció Cultural del País Valencià al no poder afrontar las multas que le imponía el Gobierno valenciano, que ascendían a 700.000 euros- es una de 'tantas cosas' que hace el Ejecutivo autonómico en su 'proyecto de minorizar la lengua que hablan los valencianos', porque 'hay unos señores que no quieren que se hable'.

'Algunos tienen un problema con la lengua y la forma de suprimir ese problema es que no lo hable ninguno', ha señalado Raimon, quien cree que algunos de éstos 'irán al infierno porque mienten hasta cuando se confiesan'.

El cierre es 'estrictamente simbólico' para decir: 'Sólo hay una forma de ser valencianos, que es la mía, los que no vistan los mismos trajes y no piensen como yo no son lo bastante valencianos', ha añadido.

'Algunos tienen un problema con la lengua y la forma de suprimir ese problema es que no lo hable ninguno'

Respecto a su último trabajo, compuesto por diez canciones, el cantautor lo ha definido como un relato de las 'emociones' que genera el paso del tiempo, porque 'el reloj de la vida marca las horas, pero también las emociones'.

A Raimon le gustaría presentarlo en Valencia aunque la Administración valenciana, a su juicio, 'hace todo lo posible' para que no actúe en recintos de gestión pública.

En este trabajo habla de los hechos 'personales y colectivos' que han marcado su memoria, como los recuerdos de su infancia y juventud en Xàtiva y en Valencia, o conflictos internacionales, como la guerra de Iraq de 1991.