Publicado: 10.06.2014 22:57 |Actualizado: 10.06.2014 22:57

Raimon: "A menudo pienso que yo no soy de los míos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ante una gran y vaporosa vela blanca en el escenario del Palau de la Música que tan bien conoce, el cantautor valenciano Raimon ha recibido el 46 Premio de Honor de las Letras Catalanas. "Pienso que yo no soy de los míos", ha afirmado ante el público mientras recogía el galardón, en referencia a la polémica suscitada hace unas semanas por unas declaraciones en las que mostró sus dudas por el proceso soberanista. No ha escondido esta noche que con gente que quiere y que sabe que le quieren a veces existe una pugna.

"No me siento que soy de los míos -ha indicado- cuando los míos quieren que yo sea como ellos querrían y no como ellos saben que soy. La pugna entre mi yo y su colectivo me hace pensar que yo no soy de los míos", ha resaltado. En un emotivo discurso, el cantautor de Xàtiva ha querido dedicar el premio a todos los que luchan en favor de la lengua y la cultura catalanas y ha sostenido que él es de "eixe món" que contribuyó a que el fenómeno de la Nova Cançó adquiriera prestigio en un momento en el que en España había un "perversa dictadura" y se intentaba "hacer desaparecer una cultura, una lengua y todo un pueblo, con una especial represión ejercida sobre las capas populares".

"La pugna entre mi yo y su colectivo me hace pensar que yo no soy de los míos""Yo soy de eixe món, parafraseando a Esperanza Aguirre, y quiero compartir el premio con todos los que son de eixe món", ha concluido, después de haber citado a diferentes representantes de la cultura catalana, desde pintores como Joan Miró a su amigo Joan Fuster o los también escritores Salvador Espriu, Josep Maria Espinàs, Joan Francesc Mira y Manolo Vázquez Montalbán. Asimismo, no ha olvidado que tiene su público en el resto de España, especialmente, en Madrid, "a pesar de tener poca o nula presencia" en los medios de comunicación oficiales.

El acto, donde se encontraban diferentes personalidades políticas, encabezadas por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se ha iniciado con un parlamento de la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, quien ha sostenido que Raimon es uno de los referentes de la lengua y la cultura catalanas, un "nombre universal de la cultura catalana de hoy, un catalán de Valencia y del mundo, que sentimos nuestro todos los que hablamos la lengua de Ausiàs March".

Muriel Casals: "somos de la nación que Raimon canta, de la nación que, viene de un silencio antiguo y muy largo"

Casals ha remachado que "somos de la nación que Raimon canta, de la nación que, en sus palabras, viene de un silencio antiguo y muy largo". Tras su parlamento, la ceremonia ha proseguido con un espectáculo creado para la ocasión a partir de la figura del artista de Xàtiva, con música de Gemma Humet, Toni Xuclà y la Coral Sant Jordi; la poesía de Ivan Benet y Marta Marco y la danza de Nathalie Labiano.

Sus emblemáticas canciones como Al Vent, Jo vinc d'un silenci o D'un temps, d'un país se han interpretado en este momento, en el que también se han leído varios poemas como el Inici del Càntic en el temple, con un público entregado y que no ha parado de aplaudir.

El poeta valenciano Enric Sòria ha glosado la figura de Raimon aseverando que siempre ha tenido muy en cuenta a los más desfavorecidos, a "las clases subalternas, a los que no se escucha, y en defensa de la lengua y la cultura catalanas, que durante tiempo tampoco eran escuchadas". El acto ha terminado con el Cant del Segadors y con gritos de independencia cuando el cantante ya no se encontraba en el escenario.

El acto ha terminado con 'el Cant del Segadors' y con gritos de "independencia" También han asistido a la ceremonia la presidenta del Parlament, Núria de Gispert; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y varios consellers como Francesc Homs, Ferran Mascarell e Irene Rigau. Además han estado en el Palau los expresidentes Jordi Pujol y José Montilla y miembros de la sociedad civil y cultural catalana como el sociólogo Salvador Cardús, el director del Museo de Historia de Cataluña, Agustí Alcoberro, el empresario Juste de Nin o la directora de la Institució de les Lletres Catalanes, Laura Borràs.

El Premio de Honor de las letras Catalanas, con una dotación de 15.000 euros y un galardón obra del artista Ernest Altés, lo otorga Òmnium Cultural a las personas que "por su obra literaria o científica, escrita en lengua catalana, y por la importancia y ejemplaridad de su obra intelectual, hayan contribuido de manera notable y continuada a la vida cultural de los Países Catalanes".