Público
Público

Ramoncín: "No tengo inconveniente en volver al Viña Rock y arrasar con mi banda"

El cantante tuvo que suspender en 2006 su actuación debido a que parte del público lanzó objetos al escenario. El músico condensa 40 años de andadura musical en 'Quemando el tiempo', un recopilatorio y documental que resume su carrera.

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 3
Comentarios:

Ramoncín nunca tiene pelos en la lengua. EFE/LUIS MILLÁN

Cuarenta años de andadura musical dan para mucho, pero Ramoncín trata de condensarlos en Quemando el tiempo, una caja de 3CD+DVD que repasa toda su carrera y que incluye el documental Una vida en el filo, dirigido por Charlie Arnaiz y Alberto Ortega. Se trata, por tanto, de la compilación definitiva sobre el artista, nacido en Madrid en 1955.

"Lo de las cajitas y los aniversarios acaba gustándonos a todos", bromea Ramoncín en entrevista con Europa Press, antes de aclarar que, a su juicio, esta tiene "un sentido distinto porque no coincide con ninguna fecha de esas redondas que ahora se aprovechan tanto".

Quemando el tiempo contiene en dos de los discos 36 canciones de su discografía. El tercer disco incluye siete temas de su catálogo (y un inédito) regrabados en acústico con producción de Gabriel Abril. "Al final es una caja que lleva dos discos de grandes éxitos, otro con versiones completamente distintas llamado Ramoncín en los huesos, y también el documental, que creo que está muy bien y trata de encajar todas las piezas. Así creo que todo esto cobra sentido", explica.

Una vida en el filo, por su parte, es una película documental que cuenta con la participación del propio artista y con multitud de imágenes de archivo de su carrera. Además, hablan amigos tan variopintos como el expresidente del Gobierno Felipe González, músicos como Loquillo o Miguel Ríos y periodistas como Jesús Ordovás o José María Íñigo.

Viñarock 2006

Uno de sus regresos a los escenarios tuvo lugar en 2006, con una gira que tuvo una noche especialmente lamentable en el festival Viña Rock, donde tuvo que suspender prematuramente su actuación debido a que parte del público lanzó diversos objetos al escenario. Pagaba así el pato el cantante por su lucha contra la piratería musical desde la SGAE.

Se trata de un episodio inevitablemente recordado de su trayectoria, que también aparece en el documental, con el periodista Mariskal Romero proponiendo su regreso allí por una cuestión de justicia. ¿Está dispuesto Ramoncín a volver a la cita de Villarrobledo? "Si me llama la gente del festival y me garantizan que vamos a ser recibidos con respeto, yo no tengo ningún inconveniente en ir a cualquier sitio, en volver al Viña Rock y arrasar con mi banda", afirma.

"Allí donde me respeten voy encantado. Donde no quiero ir nunca es donde no me quieren"

Y tira de orgullo rockero para añadir: "Creo que esto va a estar feo, pero en directo no tenemos mucha competencia, ni aquí ni en ningún sitio. Ahora somos una banda muy rodada, tenemos un repertorio muy bien elegido, sabemos muy bien lo que tenemos que hacer... y gracias a los dioses mi voz y mis dotes como cantante no han hecho sino mejorar con el tiempo".

Por eso reitera que no tiene "ningún inconveniente" en regresar al Viña Rock: "Que te sepas seguro de ponerte en un escenario y que vas a responder... Imagínate salir y concentrar en cincuenta minutos un concierto como el nuestro que pasa de dos horas. Es salir, echar fuego y marcharnos. Allí donde me respeten voy encantado. Donde no quiero ir nunca es donde no me quieren. Lo hice una vez, me equivoqué y ya está".

Etapa en la SGAE

No se obvia tampoco en la película sus problemas judiciales derivados de sus años en la SGAE, y avanza su intención de comentarlo de modo más "serio en su momento, en un libro de memorias o donde sea, bien documentado". "Lanzan un bulo, tratan de martirizar a alguien y las autoridades más importantes, o sea, tres magistrados de la Audiencia Nacional terminan diciendo que me dejen en paz, que ya está bien de esta injusticia", señala al respecto.

Por último, admite que aunque está bien eso de que "el que resiste gana o el tiempo pone a cada uno en su sitio", él hubiera preferido que no le hubieran "movido y no hubiera tenido que esperar". "La vida tiene un pastel y yo quiero mi parte. No quiero la guinda, quiero la parte que me toca. Quiero que la ración de pastel que me toque que me la devuelvan, no quiero otra cosa", concluye.