Público
Público

Sin rastro de aquella ciudad crápula

El Festival In-Edit arranca hoy con el documental musical 'Barcelona era una fiesta', un retrato 'underground' de los setenta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Hace 40 años, Barcelona era una fiesta: Ocaña paseaba por las Ramblas enseñando el culo, el Festival de Teatro Grec surgió de lo que hoy se llama okupación'. Lo dijo ayer el músico Oriol Tram-via, uno de los protagonistas de aquella época, tras el pase de Barcelona era una festa (Underground 1970-1983), el documental en el que Morrosko Vila-Sanjuán recrea la escena contracultural de la capital catalana en aquellos años. Las palabras de Tramvia despertaron el instinto comparativo entre la concurrencia: 'Ahora Barcelona es un parque temático, una feria para turistas', comentó alguien. 'Ahora sería imposible montar tres días del Tenorio en el Born, porque se necesitarían mil permisos', matizó el músico.

Por la película desfilan personajes de los sectores más efervescentes de la época: los músicos Pau Riba y el citado Tramvia; los ilustradores Nazario, Gallardo, Montesol y Mariscal; el pintor Ocaña, la fotógrafa Marta Sentís, el escritor Quim Monzó, el periodista Pepe Ribas, alma máter de Ajoblanco... 'Me arrepiento de que no esté representado el mundo del teatro', reconoció ayer Vila-Sanjuán.

Pululan por la película los sectores más efervescentes de aquella época

Otro de los responsables de aquel estallido de libertad que vivió Barcelona y que ayer estuvo presente en el pase es el dibujante Miguel Gallardo, que quiso destacar lo imprevisto, lo insospechado de aquel movimiento invertebrado: 'El régimen podía estar preparado para soportar a un grupo político, pero este rollo underground y espontáneo, no', dijo. Por eso surgieron unas jornadas libertarias o un Canet Rock, que el documental refleja gracias a filmaciones en súper 8 recuperadas. 'Aquello era un desmadre: drogas, revistas, cómics... lo digerimos todo muy rápido', recordó Gallardo.

Nada que ver 'con los que han copado el poder', como dijo Gallardo. Intencionadamente, la canción Veneno blanco, de Gato Pérez, cierra el documental describiendo la sordidez de la zona portuaria, de los contrabandistas de cocaína...

El Festival Beefeater In-Edit 2010 (hasta el 7 de noviembre), que homenajea a D. A. Pennebaker, uno de los pioneros del direct cinema, mostrará lo más destacado de la producción musical y también recuperará algunos clásicos en las habituales secciones oficiales, premios y 'excedlents'.