Público
Público

"Ratzinger ha desconcertado a los sectores laicistas al utilizar la razón para defender la fe"

El periodista y escritor José Catalán Deus presenta su libro 'Después de Ratzinger, ¿qué?', un balance crítico de sus cuatro años de pontificado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El periodista y escritor José Catalán Deus afirmó con motivo de la publicación de su libro Después de Ratzinger, ¿qué? Balance de cuatro años de Pontificado y los desafíos de su sucesión (Penínula, 2009) que Benedicto XVI ha desconcertado a los sectores laicistas al utilizar la razón para defender la fe.

El experto añadió que el Papado de Joseph Ratzinger 'no está siendo negativo', aunque, en su opinión, 'tampoco ha producido efectos especialmente positivos dado que su programa está planteado a largo plazo y es para una institución enorme y milenaria que se mueve muy lentamente'.

'Se trata de proseguir el Pontificado anterior realizando sus designios de retorno a las esencias tradicionales y olvidando el espíritu conciliar de contemporización con el mundo secular, aún a costa de seguir perdiendo influencia a corto y medio plazo, para asegurar la pervivencia a largo plazo', agregó.

Según dijo, el aspecto más negativo de estos cuatro años de Ratzinger ha sido 'la constatación por parte de los fieles del desorden que reina en la Curia, de lo obsoleto de su funcionamiento, y el estallido a la luz del día de crecientes divisiones internas'.

Desde el punto de vista personal, señaló que lo peor ha sido 'el empecinamiento en la defensa de un tipo de familia histórico que está desapareciendo'.

En cualquier caso, valoró que el Pontífice sea consciente de que el principal problema 'no son las disquisiciones teóricas, sino el hecho de que la sociedad está prescindiendo de Dios en general y de Cristo en particular'.

Así las cosas, apuntó que con la llegada de Ratzinger el Vaticano 'la diplomacia ha cedido el poder a la doctrina de la fe'. Además, destacó que el entorno del Papa 'no ha estado a la altura de las circunstancias' y justificó esta situación en que la Curia 'no comprende la forma de pensar y actuar de Benedicto XVI'. 'En todas estas crisis se juntaron fallos de coordinación, incomprensiones y a veces zancadillas premeditadas', sentenció.