Publicado: 26.12.2015 09:38 |Actualizado: 26.12.2015 09:38

Resumen: El poder de la fuerza puede con todos en el cine de 2015

Muchas son las películas que se han estrenado en este años, pero sólo algunas se llevan un taquillazo como 'Star Wars', 'Jurassic World', 'Misión Imposible' o 'Marte'. Y entre los fiascos del año se encuentra 'Terminator'.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Cartel de Star Wars.

Cartel de Star Wars.

MADRID.- La séptima entrega de "Star Wars" ha eclipsado a otros regresos de altura en 2015, como "Jurassic World", "Misión Imposible", "Fast & Furious" o incluso a los Vengadores de Marvel, en un año en el que ha brillado con luz propia la joya animada "Inside Out".

La preventa de entradas antes de su llegada a las salas ya fue espectacular y en su primer fin de semana en las salas la nueva entrega galáctica llegó a 517 millones de dólares de recaudación en todo el mundo, cifra que apunta a que podría alzarse con el título de película más taquillera de la historia, superando a "Avatar", que lo ocupa desde 2009 con 2.788 millones de dólares.



El regreso de los héroes originales de la saga galáctica -Harrison Ford, Mark Hamill y Carrie Fisher- ha sido más que suficiente para que se disparara la fiebre "Star Wars" 38 años después de que George Lucas estrenará la primera entrega.

El espectáculo dirigido por J.J.Abrams se convirtió desde que se anunció el proyecto en el filme más esperado desde hace tiempo, superando en expectativa al regreso de las aventuras Jurásicas, un más que exitoso intento de reverdecer la atracción de las tres entregas anteriores de esta historia con el sello de Steven Spielberg.

Chris Pratt: "Jurassic World es un gran homenaje a Spielberg".- EFE

Chris Pratt: "Jurassic World es un gran homenaje a Spielberg".- EFE

"Jurassic World", protagonizada por uno de los actores de moda, Chris Pratt, acabará seguramente el año como la película más taquillera de este 2015, con más de 1.668 millones de dólares de recaudación -tercer puesto de la historia tras "Avatar" y "Titanic"- ya que la nueva "Star Wars" tiene apenas dos semanas antes de que llegue 2016.

Pese a su tardío estreno, muy calculado para la época navideña, la más fuerte del año en el campo cinematográfico, la gigantesca maquinaria de Disney -productora junto a Luscasfilm de "Star Wars: Episodio VII - El despertar de la fuerza"- dejó en un segundo plano a muchos otros grandes títulos.

Entre ellos, la última entrega de la saga de "Los Juegos del Hambre", cuyo resultado económico ha estado por debajo de las expectativas; el nuevo "Misión Imposible" de Tom Cruise, el séptimo filme más taquillero del año, o "Spectre", el que puede ser el último Bond con Daniel Craig.

Ni siquiera "Los Vengadores: la era de Ultrón", la nueva reunión de los héroes de Marvel ha podido eclipsar a la saga galáctica, pese a haber sido uno de los grandes éxitos del año junto al séptimo "Fast & Furious", el primero tras el fallecimiento en accidente de uno de sus protagonistas, Paul Walker, que ha conseguido de largo el mejor resultado de esta saga.

Y también han quedado un tanto en el recuerdo la película que dominó el panorama cinematográfico al comienzo del año, la adaptación de la novela erótica "Cincuenta sombras de Grey", el nuevo héroe de la factoría Marvel, "Ant-Man", o la incursión espacial de Ridley Scott con "Marte".

Matt Damon se queda solo en Marte.- EFE

Matt Damon se queda solo en Marte.- EFE

Mientras que "Mad Max: Furia en la carretera", otro regreso de una saga mítica, ha funcionado bien en taquilla y ha cosechado mejores críticas de lo esperado con su entre surrealista y futurista puesta en escena.

Entre tanto cine de puro espectáculo se han colado dos títulos de sorprendente cine infantil. "Minions", con las extrañas criaturas amarillas cuya misión en la vida es encontrar y ayuda al mayor villano, e "Inside Out", un alucinante y genial viaje al interior del cerebro de una niña. Dos películas que han demostrado que el cine para niños también es para adultos si contiene la suficiente inteligencia.

Inside out.- EFE

Y también ha habido hueco en este 2015 para títulos menos taquilleros pero de alto nivel cinematográfico, como "Sicario", una historia de narcotráfico en la frontera entre Estados Unidos y México, con un gran Benicio del Toro, o "Youth", toda una lección de cine a cargo de Michael Caine.

Además de una nueva y potente versión de "Macbeth" que aporta la tremenda energía de un Michael Fassbender que apunta a los grandes premios.

Y entre los fiascos del año, el principal el del enésimo Terminator, de Arnold Schwarzenegger, que se salvó por los pelos gracias al enorme mercado chino.