Publicado:  13.01.2012 06:26 | Actualizado:  13.01.2012 06:26

La revancha de los novatos

La 'rentrée' literaria invernal viene marcada por la publicación en las grandes editoriales de autores aún no consagrados.El ruido en la red con la eclosión de blogs literarios y los nuevos editores provoca un camb

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No son grandes estrellas y tampoco hay que pagarles contratos millonarios. Su experiencia literaria se resume en relatos publicados (o novelas) en editoriales pequeñas e independientes. Algunos de ellos ya tienen su nombre en la blogosfera con cientos de seguidores. Están en todas las redes sociales y, a partir de este trimestre, también en las librerías. Y esta vez, con un buen coche de carreras. Es la revancha de los novatos en las grandes editoriales para la temporada invernal. No son absolutamente jóvenes (la mayoría está entre 30 y 40 años), pero han logrado colarse en los catálogos más deseados.

Antonio J. Rodríguez (Madrid, 1987) con Fresy Cool y Javier Gutiérrez (Madrid, 1974) con 'Un buen chico' son dos de las apuestas de la mastodóntica Mondadori. Juan Jacinto Muñoz Rengel (Málaga, 1974) se ha hecho un hueco en Plaza & Janés con la novela El asesino hipocondriaco. Milo Krmpotic (1974) publicará en Seix Barral Historia de una gárgola, mientras que en Anagrama Javier Montes (1976) lanzará La vida de hotel, después del ensayo escrito junto a Andrés Barba, La ceremonia del porno. Y estos son sólo algunos nombres. ¿Se han abierto las editoriales por fin a los autores no consagrados? ¿Han escuchado lo que se cuece en la red?

"Con la crisis, los sellos se enrocarán en los conocidos", dice Krmpotic

Para el editor Alberto Marcos, de Plaza & Janés, hay un factor pragmático en que estos autores sean publicados estos meses: no estamos ni en temporada navideña ni en la Feria del Libro de Madrid. "Para decidir la programación de las editoriales existen muchos factores, pero es cierto que este primer trimestre está apartado de las grandes campañas. Y, por otro lado, puede que en estos meses haya más hueco en librerías y medios de comunicación", apunta. No obstante, el propio Marcos también insiste en que existe una masa de escritores alejados de los focos y pidiendo pista para entrar en las editoriales: "Nuestro interés es encontrar voces nuevas y recibimos muchos manuscritos, algunos con una calidad más alta de lo que se pudiera pensar, pero no podemos publicarlo todo".

No obstante, a pesar de que esta temporada llegue con algo de frescura, los escritores tienen un planteamiento algo diferente al de los sellos editoriales. No hay tanta apertura ni tanto interés por publicar a los menos consagrados. "Pienso que la crisis traerá una mayor reducción de títulos y que las grandes se enrocarán en torno a nombres conocidos que garanticen un cierto volumen de ventas. Es lógico. Pero el negocio va a cambiar en tantos aspectos que quizá me equivoque", admite Krmpotic a este periódico. Muñoz Rengel coincide con su compañero generacional: "Creo que las cosas no han cambiado demasiado; más bien al contrario, creo que mi generación ha visto retrasada su eclosión en las editoriales de primera línea, que reciben las obras y las carreras más maduras".

"Lo que ha disminuido son los novelistas jóvenes", afirma Rodríguez

Casi en la misma línea, pero con algún matiz distinto, se halla la opinión de Antonio J. Rodríguez y Javier Gutiérrez. Para ellos, sí ha habido un cambio de mentalidad en las grandes editoriales, debido en algunos casos a la llegada de nuevos editores más jóvenes y con un afán por modernizar el catálogo. "Durante años, las grandes editoriales, incluso las pequeñas, han sido extremadamente reacias a contratar novelas literarias, más reacias aún si los autores eran jóvenes o desconocidos y todavía peor si además eran españoles", apunta Gutiérrez. Por su parte, Rodríguez resta responsabilidad a los sellos en relación a la publicación de los autores más jóvenes. Para él, "lo que ha disminuido no es el compromiso, sino el volumen de novelistas veinteañeros, cosa que no ocurre con la poesía, género que sí se practica entre los jóvenes y se publica".

El autor de Fresy Cool y del blog Ibrahim B. habla también de la ebullición literaria que existe hoy en la blogosfera, con la autoedición en los blogs. La gran pregunta es si este ruido que existe en internet, junto a una situación de crisis económica que puede llevar a las editoriales a bucear en la red en busca de lo bueno, bonito y barato, tendrá finalmente una gran eclosión (y permanencia) en las librerías.

Gutiérrez: "Ahora las editoriales no son tan reacias a los desconocidos"

"El relevo generacional no resulta evidente por nombres, pero sí por número. Jamás se había visto a tanta gente joven publicando. Y creciendo, espero. La crisis deprime lo mismo que estimula", señala Krmpotic. La sensación, no obstante, para Muñoz Rengel, es que no serán tampoco las grandes editoriales las que se aprovechen de ella del todo: "La eclosión de jóvenes autores la propiciará, la está propiciando, la enorme constelación de editoriales independientes", apostilla. Lo que sí puede ocurrir, como resume Rodríguez, es que la crisis sí produzca un cambio en los contenidos literarios de estos autores. "Tal vez deberíamos empezar a cambiar nuestras bibliografías por herramientas que se ajusten más a nuestras necesidades, ya que la cultura pop se ha vuelto un objeto de lujo", zanja.

PUBLICIDAD

Comentarios