Público
Público

Ricardo Piglia: "La literatura resiste porque su arma es la insinuación"

El escritor Ricardo Piglia recibe un homenaje en la Casa de América por su innovación en la novela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Envejecido'. Éste es el adjetivo con el que se define el escritor Ricardo Piglia (Adrogue, Argentina, 1941) cuando se le señala el homenaje que hasta el día 19 le brinda la Casa de América de Madrid. Pero también sabe recular a tiempo: 'Hombre, es una alegría que se hable de literatura en una época en la que todo va tan rápido. Eso sí hay que valorarlo'.

Finalmente, dos adjetivos con sus respectivos adverbios: más viejo, pero muy agradecido.Sin embargo, a pesar de estas connotaciones, una conversación con Piglia demuestra que sigue bastante de cerca el estado actual de la literatura. Y que no se ha quedado en reminiscencias del pasado. Para empezar, conoce bien al nuevo escritor: 'Hasta no hace mucho eran tipos solitarios, ya que éste es un oficio muy individualista. Por el contrario, hoy hay mayor interacción, hay más encuentros y se tienen más influencias', afirma.

Tampoco se le escapa la figura del tipo que lee libros en el siglo XXI, algo que ya dejó entrever en El último lector, su ensayo más reciente (Anagrama): 'Estamos ante el lector salteado, es decir, alguien que lee y a la vez tiene la tele encendida y a la vez contesta el móvil'. Y que, acabáramos, va leyendo a retazos y haciendo acopio de lo que se podría llamar el discurso polifónico (noticias, crónicas, monólogos, conversaciones, pitidos de coches). En definitiva, de una realidad fragmentada que no pocos escritores han querido plasmar en la actualidad.

La cuestión es saber ahora si este tipo de novela -donde Piglia se ha movido como pocos, así lo afirman los críticos- está aquí para quedarse y qué es lo que representa. En este sentido, el escritor argentino se muestra más cauto y a la vez más tajante, ya que, según él, si hay algo que define a la novela, por encima de experimentalismos o realismos decimonónicos, son los personajes. Si están bien trazados y desarrollados, habemus novela. Y si no, no.

Otro debate que Piglia considera bastante irrelevante es el de si la novela ha muerto, o incluso puede ser sepultada por las nuevas tecnologías como Internet. 'La novela siempre está en disputa con otros géneros. Yo no soy nada apocalíptico con el tema de Internet. Valoro muchísimo esta nueva circulación de información, pero nunca se habla de que el tiempo de lectura siempre ha sido y será el mismo. Y ésa es la razón por la que va a sobrevivir la novela', apostilla.

Y hay algo más: la literatura siempre tendrá la capacidad de insinuar. En unos tiempos donde lo explícito es la mejor moneda de cambio, lo que se dice entre líneas cobra mucho mayor interés. Así lo ve Piglia, quien numerosas veces ha echado mano de este recurso (Respiración artificial): deja la puerta entreabierta, pero no entres en la habitación. Ahora bien, el propio Piglia no reniega de los nuevos tiempos.

Al contrario, para él 'la novela gráfica y los blogs, fotoblogs, etc., están renovando la literatura. Queda por ver si se produce algún cambio en la forma de narrar. Todavía nos falta un nuevo Joyce', finaliza.