Público
Público

Ricky Martin se topa con la homofobia religiosa en Honduras

Grupos evangélicos se oponen a que el cantante de un concierto en su país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rechazo de grupos religiosos a un concierto el próximo domingo del cantante Ricky Martin en Honduras, ha sido calificado como una actitud homofóbica por diversos sectores del país tolerantes con la homosexualidad del artista.

'La oposición al concierto de Martin tiene un gran sustrato de homofobia e intolerancia' y es 'producto de una sociedad conservadora', dijo el psicólogo y catedrático universitario Teodosio Mejía.

En marzo de 2010, Martin, quien realiza la gira 'Música, Alma, Sexo, World Tour', confesó su homosexualidad y que convive con sus dos hijos, Valentino y Matteo, y su pareja.

Los evangélicos temen 'el mensaje y ejemplo' que pueda transmitir Martin

La llegada de Martin a Tegucigalpa para un concierto a favor de una fundación de ayuda a la infancia desató una polémica en los últimos días, después de que la Confraternidad Evangélica de Honduras expresase al ministro del Interior, Áfrico Madrid, su preocupación por 'el mensaje y ejemplo' que pudiera transmitir el cantante. En una carta, los evangélicos indicaron que el recital se celebrará en un momento en que se requiere 'levantar y cultivar los más altos valores cívicos y morales tendentes a consolidar y no debilitar la esencia' de la nacionalidad hondureña: 'la familia'.

Pese a que indicaron en que no se oponen a las preferencias sexuales del artista, por considerarlas parte de su vida privada, sí que insistieron en que Martin porta un mensaje que 'no es ejemplo para la familia'.

Mejía, por su parte, considera que la reacción de los evangélicos es 'natural' porque 'hay grupos, organizaciones religiosas e individuos que tienen esa sintomatología de homofobia e intolerancia'.

'En Honduras la transexualidad está catalogada como una enfermedad'

Conceptos similares han expresado otros sectores, incluida la fiscal de Derechos Humanos, Sandra Ponce, quien la semana pasada advirtió que quienes impidieran la llegada de Martin se exponían a una acción penal.

Mejía recordó que 'el odio hacia los homosexuales no es nuevo', sino que 'ha predominado desde tiempos ancestrales, por una afincada educación familiar basada en valores de una cultura machista'.

El coordinador de la Asociación para una Vida mejor de Personas infectadas por el VIH-Sida, José Zambrano, dijo hoy a los periodistas que está favor del concierto de Martin y que el Estado hondureño es homofóbico porque, en su opinión, no legisla para la diversidad sexual, sino que discrimina.

'En Honduras la transexualidad está catalogada como una enfermedad o trastorno, pero nosotros sabemos que la Organización Mundial de la Salud, desde 1990, excluyó la homosexualidad de la estadística de enfermedades y otros problemas de salud', añadió.

El presidente Lobo ha levantado toda restricción a la celebración del concierto

Zambrano indicó que la discriminación contra la comunidad lésbica, homosexual y transgénero en Honduras 'es horrible' y que en el Gobierno que preside Porfirio Lobo se han registrado 53 crímenes contra miembros de esos colectivos. El propio Lobo se ha sumado al debate al ordenar el pasado día 6 la celebración del espectáculo en un estadio de béisbol.

El argumento oficial fue que Martin puede actuar en Honduras porque es embajador del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), dijo la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Pineda.

Tras la decisión de Lobo, una comisión de censura autorizó finalmente el concierto, pero sin permitir la entrada a los menores de quince años, lo que de nuevo incomodó al presidente, quien ordenó levantar la restricción.