Público
Público

Roban el 'Códice Calixtino' de la Catedral de Santiago

La desaparición de la obra del siglo XII, de valor incalculable, fue denunciada el miércoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Códice Calixtino, una obra manuscrita del siglo XII de gran valor, ha desaparecido del cofre de la Catedral de Santiago en el que se custodiaba. En el Arzobispado compostelano no echaron de menos el manuscrito hasta este martes, aunque no fue hasta el miércoles cuando denunciaron su desaparición. Fuentes policiales creen que el robo pudo producirse la semana pasada, última vez que alguien, aparte de los ladrones, vio el valioso libro en la caja fuerte donde se guardaba. De confirmarse este detalle, los delincuentes habrían tenido tiempo más que suficiente para sacar de España una obra única.

Según explicó ayer en rueda de prensa el deán catedralicio, José María Díaz, sólo tres personas él mismo y dos de sus colaboradores más próximos disponen de la llave de la caja fuerte en la que se guardaba el códice 'cubierto con un tapete'. Fuentes policiales añaden que, sin embargo, una de estas llaves se encontraba en un cuarto al alcance de cualquiera y que fue esta la que apareció puesta en la caja cuando se descubrió el robo.

La Policía no ha hallado huellas en la caja fuerte donde se guardaba

'Quien se ha llevado la obra sabía lo que estaba haciendo y conocía cómo llegar a ella', acertó a explicar ayer el deán, tras puntualizar que fue el martes cuando 'el archivero, a la hora de cerrar', se percató de que el Códice 'no estaba en su sitio'. 'Cuando nos cercioramos de que no se encontraba en la caja fuerte ni en ningún otro sitio, avisamos a la Policía', aseguró Díaz.

Mientras en el cabildo catedralicio se consideran 'víctimas de un robo y de un tremendo acto ilegítimo', los investigadores centran sus pesquisas en estudiar las imágenes registradas por las cámaras de seguridad que, permanentemente, graban las entradas y salidas al archivo, así como las zonas de paso. Las primeras investigaciones encaminadas a encontrar huellas dactilares de sospechosos en la caja fuerte han sido hasta ahora infructuosas, reconocen fuentes policiales.

El deán confirmó asimismo que ninguna de las estancias catedralicias, ni siquiera la propia caja, estaba forzada. 'Hurto o robo, poco importa si se utilizó o no la violencia; lo único cierto es que el Códice no está en su lugar', apuntó el delegado del Gobierno en Galicia, Miguel Cortizo. El deán reconoció que la caja fuerte que lo contenía 'se abría con mucha frecuencia' porque contenía otros documentos 'de importancia histórica'.

La obra sólo había salido en dos ocasiones de Santiago de Compostela

El deán rehusó dar más detalles sobre el posible modus operandi de los ladrones 'para no entorpecer la investigación'. Explicó, eso sí, que el Códice Calixtino 'nunca ha salido de Santiago', por lo que ni siquiera está asegurado. Únicamente ha abandonado las dependencias del Obradoiro en dos ocasiones, y por un muy breve espacio de tiempo, en 1975 y en 1993. Con motivo de la exposición itinerante Las edades del hombre, la ciudad de Burgos se interesó por exhibir el manuscrito pero finalmente desistió al conocer que el seguro de la obra ascendía a 'mil millones de pesetas', según el deán.

Expertos de la Brigada de Patrimonio de la Comisaría Central de la Policía Nacional junto a agentes de Policía Científica y Judicial han asumido la investigación. Hasta ahora, los investigadores apuntan a un robo 'planificado', aunque se resisten a hablar de mafias organizadas. De hecho, una de las principales hipótesis de trabajo es que algún trabajador de la catedral pudo informar de la existencia del libro y cómo conseguirlo. 'Dar el santo' en lenguaje policial. Eso explicaría la limpieza del robo, sin cerraduras forzadas.

Los agentes investigan si algún trabajador pudo facilitar el robo

Más dudas hay sobre si la sustracción fue, como apuntaban ayer desde distintas instancias, un robo 'por encargo'. 'La experiencia nos dice que en estos robos no suelen intervenir mafias organizadas', apunta a este diario un experto policial. Y recuerda el caso de El Beato de Liébana, otro libro religioso robado en septiembre de 1996 por varios jóvenes que finalmente fue ofrecido sin éxito a varios anticuarios. 'Le arrancaron una página para mostrársela y demostrar que lo tenían', añade este agente.

De hecho, uno de los temores de los investigadores es que el autor o autores no supieran en realidad el enorme valor del libro y que, tras la repercusión mediática, intenten desembarazarse del códice y este sufra algún daño. 'Colocarlo en el mercado del arte le va a ser imposible', insisten los expertos policiales.

La ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, se mostró ayer confiada en que los agentes recuperen la obra y destacó que 'no es infrecuente que haya expertos internacionales que se dedican a este tipo de robos'.

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) por su parte ha presentado una iniciativa para que la Xunta explique en el Parlamento autonómico cuáles eran las condiciones de conservación y seguridad del Códice. La portavoz de Cultura del BNG, Ana Pontón reclamó la comparecencia del conselleiro de Cultura, Roberto Varela, para explicar las circunstancias que rodean la desaparición, 'así como las gestiones de coordinación con el resto de las instituciones para conseguir la recuperación de tan relevante patrimonio'.

Para la diputada, lo ocurrido exige 'determinar si las medidas de seguridad y conservación eran las adecuadas para un manuscrito considerado como uno de los documentos bibliográficos más relevantes del mundo y de un valor incalculable', según informó el Bloque en un comunicado. Los nacionalistas quieren saber si el Ejecutivo autonómico realizó inspecciones durante los dos últimos años para verificar las condiciones de conservación y seguridad del Códice.

También el presidente del Consello da Cultura Galega, Ramón Villares, destacó la 'excepcionalidad' de la obra sustraída. 'No se trata sólo de su valor simbólico', sino que el ejemplar es la mirada de la cultura europea sobre Santiago y la incorporación de Santiago y del hecho jacobeo y la peregrinación al corazón de la alta cultura europea'. 'Es el bautismo de Galicia como nación cultural europea', aseguró.