Público
Público

"Sacamos a la gente a bailar con optimismo"

Cut Copy.  El grupo australiano de electropop es hoy uno de los platos fuertes del Sónar, donde presenta su tercer disco, 'Zonoscope'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cut Copy se ha asentado en el panorama de la música dance y la electrónica. La banda de Melbourne (Australia) no podía faltar en Sónar (en Barcelona, hoy; mañana en A Coruña), dispuesta a 'poner a bailar' a sus fieles. Acaba de presentar su tercer disco, Zonoscope, en el que ha experimentado con ritmos nuevos, sonidos escurridizos y melodías que, no por novedosas en su carrera, dejan de ser familiares para ellos.

'Con este disco queríamos hacer algo nuevo, algo que no existía antes', explica MitchellScott, el batería de la banda. 'Para nosotros siempre ha tenido sentido crear un mundo nuevo. Zonoscope es un paso más hacia esa meta. De alguna manera estamos creando la banda sonora de un mundo nuevo'.

''Zonoscope' es la banda sonora del mundo nuevo al que queremos llegar'

La imagen de la portada es, cuando menos, espectacular. Una cascada cae desde las cimas de los rascacielos e inunda la ciudad de Nueva York. 'Da la idea de ese mundo nuevo que queremos transmitir', dice el cantante, Dan Whit-ford. 'Nueva York es una ciudad con la que soñamos: fantástica, majestuosa por su paisaje natural y social y, por supuesto, por sus edificios. Y nos dimos cuenta de que la imagen que nos propusieron nos servía para reflejar lo que queríamos transmitir'.

Sin embargo, ni en la portada ni en el disco hay una idea catastrofista. Al contrario. 'No sé si hay un mensaje claro o concreto en el disco', reconoce Scott, buscando con la mirada el consentimiento de sus compañeros. 'Simplemente diría que hay un mensaje de optimismo a lo largo de todo el álbum'. Han pasado tres años desde su anterior trabajo, In Ghost Colours (2008). Ha sido una época marcada por una crisis global de la que no quieren saber nada. Si acaso, ayudar a superar el mal trago que supone a tanta gente: 'Hoy en día estamos en una época de transición, por eso nos gustaría ser capaces de reanimar a la gente, transmitir energía positiva', considera Whitford.

'Queremos reanimar a la gente, transmitirle nuestras energías'

A nivel musical, Cut Copy también ha evolucionado. La experimentación es uno de lo puntos fuertes del grupo: 'Queríamos probar cosas que no hubiéramos probado antes', subrayan. Sin abandonar el carácter que tiene ya la banda gracias a los dos discos anteriores (el citado In Ghost Colours y el primero, BrightLike Neon Love, de 2004), los australianos se han dejado llevar por su trabajo, por la experimentación, por la pasión: 'Se trataba de ver a dónde nos llevaba la música', dice Tim Hoey, guitarra, bajos y sampler de la banda. 'Y el resultado es bastante diferente a lo que habíamos hecho hasta ahora'. Hay elementos de los ochenta pero inéditos en el grupo, y también influencias de la música house de principios de los noventa, e incluso toques de pop psicodélico de los setenta.

Ha sido importante también contar con las herramientas adecuadas para evolucionar. Antes trabajaban con productores y en estudios comerciales, pero ahora tienen su propio estudio. 'Eso nos ha permitido controlarlo prácticamente todo a nuestro aire', dice Whitford, satisfecho. 'Hemos tenido el tiempo necesario para averiguar a qué terrenos de la música estábamos apuntando'.

El éxito de crítica y de público de su anterior disco no ha influido en esta meticulosa y estudiada elaboración. No se lo han tomado como un listón demasiado alto. Whitford lo tiene claro: 'Realmente no estamos compitiendo con los discos anteriores. Hemos trabajado un año entero en Zonoscope y ahora el resultado nos emociona, porque vemos reflejado todo lo que nos ha influido en este tiempo, y no sólo en cuanto a la música que hemos escuchado, sino también en cuanto a los momentos que hemos vivido'.

'No pensamos en hacer la música que le guste al público, nos dejamos llevar'

Y es que consideran que el buen rollo entre ellos es clave a la hora de parir un disco. 'Buscamos dar el mismo placer que recibimos al escuchar la música que nos gusta', dice Hoey. Es una idea que tiene muy clara, a pesar de que han llegado a un punto de popularidad que no les permite separar la audiencia de la producción: 'Pero hay cosas que simplemente funcionan', explica Mitchell. 'No tenemos la intención de hacer lo que le vaya a gustar al público, pero, inconscientemente, pensamos en nuestros seguidores'. Los fans, de todas formas, sí tienen claro qué esperar de Cut Copy.

Contactar con el público es importante: 'Uno de los elementos de la música dance es la gente. Queremos ponerlos a bailar, que nos respondan bailando aunque no se trate de canciones típicamente de dance music', comenta Mitchell. Y vuelven a la idea de dejarse llevar por el sonido: 'Es curioso ver a dónde nos lleva y esperamos que, como nos gusta a nosotros, le guste también a nuestro público'.