Público
Público

Santiago Auserón lanza un comunicado contra la SGAE

No cree que deba imponerse a los ciudadanos "un impuesto para precaverse de la copia privada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hace un mes un grupo de socios de la SGAE —entre ellos el actor Juan Diego Botto y los directores Pedro Almodóvar y Daniel Sánchez Arévalo— firmaba un comunicado pidiendo una 'refundación' de la entidad tras las detenciones de la cúpula por un supuesto desvío de fondos en beneficio propio.

Ahora, Santiago Austerón, exlíder de Radio Futura, ha dado el siguiente paso y ha elaborado un comunicado (se puede leer aquí) en el que pide una 'redefinición' de los derechos de autor. En el texto, que busca recabar adhesiones entre los músicos, denuncia que el Ministerio de Cultura y la industria discográfica comprometen la independencia que debería gobernar la SGAE.

La petición ya ha sido suscrita, entre otras personas, por Maite Martín o Chicuelo. Auserón destaca en el texto que los músicos están siendo 'dañados' por la 'actual crisis de la SGAE' por el supuesto delito de varios de sus directivos, la gestión orientada hacia inversiones distintas a los fines de la sociedad, y 'el ejercicio de su influencia política en la aprobación de una legislación muy discutida acerca del canon digital'.

Quien firme el manifiesto, dejará plasmada su intención de que se debata 'el significado de los derechos de autor' y el modo en que ha de retribuirse el uso de las obras, 'sin que haya que imponer a los ciudadanos un impuesto para precaverse de la copia privada'. Además, estarán de acuerdo en que la SGAE se ha convertido en 'aliada' de la industria porque 'mientras pactaba tratos de favor con las grandes corporaciones, buscaba apoyo legislativo para ejercer un control férreo sobre los usos particulares de las obras'.

El comunicado también destaca la necesidad de prestar atención al papel que juegan en la entidad las editoriales, 'que controlan grandes catálogos de repertorios', y hacer explícitas sus relaciones con las empresas discográficas y con las grandes corporaciones de comunicación. Afirma además que 'la dimensión del entramado financiero que la SGAE ha adquirido' la ha convertido en 'pieza clave' de la política cultural, llevándola a mantener con el Ministerio de Cultura 'unas relaciones que comprometen su independencia'.

'El Ministerio, por ausencia de legislación efectiva, se declara oficialmente al margen, pero en la práctica ha pactado con la SGAE las líneas generales de su funcionamiento', señala el texto elaborado por el exlíder de Radio Futura.

Asimismo, insisten en la misma idea que ya pidieron Botto, Almodóvar o Sánchez Arévalo: la SGAE debe ser refundada, o sus estatutos cambiados para modificar, entre otros aspectos, el sistema de representación, que ahora 'favorece la especulación y la acumulación de poder'.

Los también músicos Teo Cardalda e Inma Serrano, miembros de la Junta Directiva de la SGAE, han remitido una carta a la ministra de Cultura y a la Comisión Rectora de la entidad en la que subrayan que ésta carece de facultades para convocar a la Junta Directiva y determinar el orden del día y que cualquiera de sus propuestas es una 'mera recomendación'.

La delegación de facultades de la Junta Directiva en esa Comisión Rectora sirve, recuerdan, 'para llevar la gestión ordinaria de la sociedad, dotarse de un presidente y crear una investigación interna sobre los hechos'. 'Pues bien, a la fecha no tenemos constancia de que se haya nombrado presidente lo que les convierte en órgano extra estatutario e incompleto, situación que deberían remediar o someterse a las decisiones de la Junta Directiva al respecto', concluyen.

De otro lado, la Asociación de Internautas ha pedido hoy al Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información una reunión extraordinaria del Pleno de su Consejo Asesor para proponer que Industria se persone como acusación particular en la causa contra la SGAE.

Entienden que están en entredicho las subvenciones asignadas a esa entidad y a empresas vinculadas, como Microgénesis y SDAE.