Publicado:  10.11.2011 19:08 | Actualizado:  10.11.2011 19:08

Saramago anticipó la crisis "moral" actual

La editorial Clave Intelectual publica una charla entre el Nobel y el periodista Armando Baptista-Bastos sobre la situación de Portugal, la política y su vida, mantenida en 1996

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

José Saramago ya hablaba de la crisis económica y moral actual mucho antes que saltara a los diarios y a los dramas cotidianos. Lo demuestra en la conversación que mantuvo con su amigo, el periodista Armando Baptista-Bastos en 1996. Una larga charla en la que el premio Nobel habló a tumba abierta de la situación de Portugal y su vida personal y que acaba de publicar la editorial Clave Intelectual con el título José Saramago. Un retrato apasionado. La versión española está traducida por su mujer, Pilar del Río.

"En Ensayo de la lucidez ya está la temática del voto en blanco como protesta. Los argumentos que ahora esboza el 15-M", ha señalado esta mañana Del Río a los periodistas durante la presentación del libro. Ella también ha recordado cómo el autor de La caverna, fallecido en junio de 2010, solía pasear por la calle y preguntarse si todos los coches y casas que veía estaban pagados por la gente. "Mi marido se asombraba. ¿De verdad es necesario endeudarse tanto?, decía. E insistía en que si antes la gente se formaba en la universidad o la catedral, ahora lo hacía en los mercados. Mucho antes de que nadie dijese nada él ya decía que esto no era una crisis económica, sino moral, y que todos nosotros somos responsables de ello porque nos hemos dejado arrastrar", ha añadido Del Río.

En esta conversación, que incluye fotos inéditas e impactantes de Saramago (una de ellas jugando al tenis) y muchos textos sobre Lanzarote, el autor de Ensayo de la ceguera se queja de que "los partidos llamados socialistas dejaron de ser de izquierda. Es mejor asumir la realidad. Ya no son de izquierda, son centro. (...) Lo que para mí es muy claro es que la izquierda no se reconstruirá con los partidos socialistas de hoy. Tiene que reconstruirse de otra manera". Por estas palabras, ha dicho Del Río, "fue llamado agorero y apocalíptico". Ahora sus palabras cobran, sin embargo, una extraordinaria lucidez.

Además de las reflexiones políticas, la charla con Baptista-Bastos incluye pasajes sobre las mujeres del Nobel. "El libro es una sinvergonzonería porque si había algo que le gustaba a Saramago, además de la música y la literatura, eran las señoras", ha afirmado Del Río. De ahí que las protagonistas de sus libros sean caracteres muy fuertes. "Él siempre decía que si gobernasen las mujeres, el mundo sería mejor", ha apuntado su mujer.

El próximo 16 de noviembre José Saramago hubiera cumplido 89 años, un aniversario que ahora se conmemora con este libro y la reciente película José y Pilar, que Portugal acaba de presentar a los Oscar. Y en marzo, habrá más del Nobel: la editorial Alfaguara publicará su novela inédita, Claraboya.

PUBLICIDAD

Comentarios