Público
Público

'Saw VI' y el largo brazo de la censura

Llega a los cines una versión mutilada del exitoso filme de terror que el Ministerio de Cultura calificó con una X

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

La historia del cine pornográfico en España estuvo a punto de entrar en una nueva era el pasado 22 de octubre. Ese día podía haberse estrenado Saw VI, nuevo capítulo de la millonaria saga de terror, en las ocho salas de cine X de España. Y todo porque la Comisión de Calificación del Ministerio de Cultura decidió que se trataba de un filme X por su extrema violencia. Era la primera vez que ocurría algo parecido. Pero Buenavista Internacional, distribuidora de Disney, que tenía previsto estrenar el filme en 300 salas, se echó para atrás: proyectar Saw VI en un puñado de cines porno era tan disparatado como poco rentable.

La novedad es que mañana se estrena por fin en España Saw VI. De la mano de otra distribuidora, DeAplaneta, que recupera así la saga que trajo en 2004, cuando se estrenó Saw I, que costó 900.000 euros y recaudó 76 millones en todo el mundo. Saw VI ha sido calificada ahora por el Ministerio de Cultura como película no recomendada para menores de 18 años. Por un motivo bien sencillo: la película llega a nuestro país con un montaje de los productores que elimina las imágenes más subidas de tono. Una versión, en definitiva, censurada. Y que también ha recibido el visto bueno de su director, Kevin Greutert.

'Simplemente se han cortado los planos más explícitos'

'La nueva película tiene entre tres y cuatro minutos menos que la original', explica Laia Medina, encargada de prensa de DeAplaneta. 'No se ha cortado ninguna secuencia ni se ha alterado ninguna línea argumental o de diálogo; si acaso, algún grito. Simplemente se han cortado los planos más explícitos de tres escenas', añade. Entre ellas, aquella en la que una mujer se corta un brazo [ver foto].

Saw VI cuenta las peripecias del detective Mark Hoffman, interpretado por Costas Mandylor, que trata de parar los pies a un psicópata que somete a sus prisioneros a un macabro juego de rol de torturas sádicas. La primera versión de la película, que prescinde del realismo para adoptar una estética entre el videoclip y el videojuego, se estrenó sin mayores problemas en países como Canadá, Reino Unido y EEUU, donde ha recibido la calificación R (los menores pudieron verla si iban acompañados por sus padres).

La séptima entrega se estrenará en España en 3D a principios de enero

El estreno del filme en España casi se ha solapado con la llegada de la séptima entrega, que se estrenará en EEUU el próximo 29 de octubre. DeAplaneta ha retrasado la llegada de Saw VII a los cines españoles hasta principios de 2011. El filme se estrenará en 3D. Por tanto, puede que los seis miembros de la Comisión de Calificación del Ministerio de Cultura, que cambió su composición el pasado enero, tengan que ponerse las gafas tridimensionales para decidir su calificación. No obstante, con lentes o sin ellas, su informe no es vinculante. La última palabra la tiene el director del ICAA, Ignasi Guardans.

Lo que aún no está claro del todo es si la versión que verán en el Ministerio de Cultura del próximo Saw, cuya saga ha recaudado más de 555 millones de euros a nivel mundial, será la original o si la película llegará a España tan troceada como el brazo de la infeliz mujer cuya foto ilustra este artículo. Hagan sus apuestas.