Público
Público

La selva mexicana desvela los secretos de la cultura maya

Recientes hallazgos permiten redibujar los conocimientos de esta civilización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La civilización maya, una de las más atractivas de la América precolombina, cada vez guarda menos misterios. Esta semana, un equipo de arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México descubrió un palacio maya de unos 2.000 años de antigüedad que podría reconfigurar lo que conocemos de esta cultura prehispánica.

El edificio estaba oculto en el yacimiento de Plan de Ayutla, Chiapas, y data probablemente del siglo I de nuestra era. Según el director de la excavación, Luis Alberto Martos, de confirmarse esas fechas sería el edificio más antiguo de los construidos en el recinto, ya que los restos más primitivos encontrados hasta ahora son del siglo III d.C.

'Se trata de un hallazgo interesante, pero habrá que esperar a ver en que momento lo sitúan', comenta a Público Andrés Ciudad, arqueólogo y catedrático de Historia de América en la Universidad Complutense. Si se corrobora que la construcción del palacio es previa a la del resto de edificios, sería 'una revolución en nuestros conocimientos porque eso significa que los primeros grandes usos de energía comunitaria iban destinados antes al ámbito político que al religioso', apostilla.

En los últimos 15 meses, el conocimiento del mundo maya ha avanzado favorecido por las investigaciones de los arqueólogos y las investigaciones de laboratorio. Uno de los descubrimientos que más polvareda ha levantado fue el hallazgo de una tumba real en el yacimiento de El Zotz, cerca deTikal en julio del año pasado.

La fosa en que apareció este monarca estaba rodeada de los cadáveres de seis niños de corta edad, probablemente sacrificados durante el ritual. Esos sacrificios infantiles suponen 'un descubrimiento atractivo. El sacrificio humano forma parte de los cultos de estado, pero el sacrificio infantil está muy conectado con la renovación de vida y la fertilidad, es una forma de devolver una deuda con los dioses. Más que cambiar nuestras ideas sobre la religión maya, las corrobora', explica Ciudad.

El trabajo de los arqueólogos en el mundo prehispánico también ha permitido localizar la ciudad de Haltun en plena selva guatemalteca el pasado mayo. En cualquier caso, tal y como explica el profesor Ciudad, 'el hallazgo de sitios arqueológicos hay que tomarlo con tranquilidad porque los asentamientos mayas son muy dispersos y puede formar parte de otras localidades ya descubiertas'.

Los progresos en la investigación del continente americano se han visto favorecidos por el trabajo de los científicos europeos y de EEUU. Sin embargo, en este campo, España 'entró muy tarde y solo gracias al impulso de Manuel Ballesteros', comenta María Josefa Iglesias, profesora titular de Historia de América en la Complutense de Madrid.

Desde entonces, esta universidad ha liderado la investigación española en el continente, si bien después se han unido expertos del CSIC en Barcelona, la Universidad de Barcelona y la de Valencia. Pero, como apunta Iglesias, 'por el tipo de relación que tenemos con América deberíamos tener un papel más importante. La carencia de financiación o de fundaciones, como en EEUU, impide que podamos ir, mientras que cada vez hay más grupos franceses y japoneses'.