Público
Público

"Esta será la cumbre del cine chusco"

Segura rueda 'Torrente 4' y desvela que Fernando Esteso hará un cameo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pruebe a unir al personaje más cutre del cine reciente, José Luis Torrente, con el último avance tecnológico en boga, el 3D, y según Santiago Segura, tendrá la 'obra cumbre del cine chusco'. En una comedia tan guarra como esta, lo que se busca es 'sumergir al espectador en la inmundicia', dice, cachondo.

Torrente 4, la cuarta entrega del antihéroe más fascistorro, sucio, miserable y rentable del cine español se rueda con cámaras estereoscópicas, 8 millones de euros de presupuesto y hasta 30 cameos de la flor y nata del vodevil patrio: Belén Esteban, María Patiño, Kun Agüero, Paquirri Rivera y Ana Obregón. 'Estoy tanteando a Fernando Alonso', aseguró Segura, 'y buscando un papel para Andrés Pajares, que me lo ha pedido'. Quien seguro compartirá plano con Torrente será otro referente de la interpretación casposa nacional: Fernando Esteso.

A las 6 de la mañana de ayer ya había empezado el rodaje de la secuencia final de la película en un centro comercial de las afueras de Madrid. 'Torrente siempre está en la cuerda floja', admitía el actor, director y guionista. 'Nunca se sabe si la gente va a decir, ¿pero qué mierda es esta?'. Ese riesgo, que hasta ahora no ha tenido reflejo alguno en las taquillas de los tres filmes precedentes, es lo que le divierte a Segura. 'Cuando acabo cada película pienso: Ya está, qué más miseria puedo contar.' Pero, luego, siempre surgen cosas', matizó.

Esta vez la inspiración la ha tomado de la omnipresente crisis. Y José Luis Torrente no iba a ser el único listillo en salvarse de ella. 'En esta película toca fondo, llega a lo más hondo de la negrura', apuntó. Tanto que al caer acaba en la cárcel. Allí coincidirá, cómo no, con Tony Leblanc y con Paquirrín, un neonato en esto de la interpretación que tiene a Segura encantado: 'Es un monstruo. Siempre me ha parecido muy cómico. Él mismo dice que está sin terminar'.

Esperen entonces mocos saltando a la pantalla, escatología made in Torrente y todo con una profundidad de campo, que hace que el supervisor tecnológico americano Vince Toto, hable de Deep 3D (3D profundo). 'Lo utilizamos como elemento cómico', apuntó Segura, que se decanta porque de aquí a unos años hasta los dramas intimistas y minimalistas de Jaime Rosales se harán en 3D. Desde luego, la suya es la primera comedia filmada en tres dimensiones en Europa.

'Me choca que aquí se cuestione un Torrente 4 cuando en EEUU las secuelas son lo normal. Creo que trabajamos para el público y cuando encontramos la fórmula que agrada da pena desembarazarnos de ella. Además, no soy un pesado, han pasado cinco años desde la anterior', replicó.

Entre tanto, Segura ha tenido tiempo no sólo de apuntar en una libreta cuanta chusquería se le ha venido a la cabeza (o ha escuchado por la calle) sino que ha protagonizado la obra Los productores en la Gran Vía madrileña y se ha marcado sendos papeles en los últimos filmes de Álex de la Iglesia, Balada triste de trompeta, que se presentará en Venecia, y de Óscar Aibar, El gran Vázquez, que irá a San Sebastián. Pero por la calle no hay manera de que lo llamen otra cosa que no sea Torrente. 'Menos el otro día que estaba rodando detrás de Gran Vía caracterizado del personaje y un tipo me dijo: Anda, si es Santiago Segura'.