Publicado: 04.07.2015 08:23 |Actualizado: 04.07.2015 08:23

Series que parece que se asemejan tanto que se confunden

'The Missing’, ‘Broadchurch’ y ‘Bajo sospecha’ son tres series que, en un primer momento, dan la impresión de contar lo mismo: la desaparición de un niño y la investigación para resolver su caso. Una vez dentro de ellas, la cosa cambia.

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4
Comentarios:
'The Missing', 'Broadchurch' y 'Bajo sospecha'.

'The Missing', 'Broadchurch' y 'Bajo sospecha'.

MADRID.- Hace ya unas semanas que Movistar Series trajo a España la aplaudida serie británica The Missing, la historia de la investigación para dar con el paradero de un niño desaparecido durante unas vacaciones en Francia. Dicho así, sin ahondar más en el contenido de la misma, simplificando todo lo que es The Missing, podría parecer otra serie más de un caso por resolver con un niño/adolescente como víctima. Es el riesgo que se corre a veces con las sinopsis.

Leída esta someramente es fácil que vengan a la cabeza otros títulos recientes como Bajo sospecha, Broadchurch, Gracepoint, The Killing y alguna que otra más dando la impresión de parecerse tanto entre sí que pueden llegar a confundirse unas con otras. Incluso, los más despistados, puede que lleguen a confundir la ficción británica protagonizada por James Nesbitt y Frances O’Connor con Missing, protagonizada por Sean Bean y Ashley Judd. Por aquello del título y porque también hay un desaparecido/muerto, pero esta vez un adulto.



Pasado un tiempo prudencial como para que el espectador haya visto y saboreado cada uno de los ocho capítulos que componen la primera temporada de The Missing, quienes hayan sucumbido a ella se habrán dado cuenta de que se parece y no a las mencionadas anteriormente. Su sinopsis puede llevar a engaño, pero su planteamiento, su desarrollo, su final y, sobre todo, su manera de contar las cosas, hacen que todas ellas sean tan parecidas a priori y tan distintas a posteriori. Lo decía Gema R. Neira en una entrevista con este periódico hace no mucho a propósito de Bajo sospecha.

Al preguntarle sobre la serie protagonizada por Yon González y las comparaciones con Broadchurch, respondía: “Sí, pero nosotros hicimos antes Desaparecida y también podrían decir que Broadchurch se parecía a Desaparecida. Al final es una historia clásica y lo que intentas es variar la forma de contarlo. En el caso de Bajo sospecha, desde el punto de vista de los infiltrados, la investigación… pero el punto de partida no tenía nada excepcional”. Y no le falta razón, a estas alturas puede decirse que está (casi) todo contado y lo que varía es la forma en la que se narran las historias.

Al final raro es la serie que no se parece a otra o que no tiene influencias de aquello que sus creadores han visto antes. Eso por no hablar de la fiebre de los remakes. Ser original al 100% no parece algo factible. ¿O sí? Sea como fuere, lo cierto es que en los últimos años se han estrenado un buen número de series que parten de un mismo punto –la desaparición o muerte de un niño/joven que hay que investigar– haciendo que estas puedan llegar a confundirse sobre el papel. Una confusión pasajera que se disipa simplemente con ver el piloto. Al menos, en la mayoría de los casos.

Porque ficciones como las mencionadas antes comparten un hecho, un caso, pero su desarrollo es tan distinto que las hace únicas. Y lo mejor de todo es que (casi) todas ellas son series de primer nivel, aplaudidas por la crítica, reconocidas por los premios y respaldadas por el público. Se ha hablado ya de The Missing, cuya segunda temporada está en marcha, pero Broadchurch, pensada para una única temporada y que contaba la historia de dos agentes que investigan la aparición del cadáver de un niño en la playa de un pequeño pueblo costero ha tenido tanto éxito que ha visto como en Estados Unidos hacían su propia versión, Gracepoint, con David Tenante interpretando el mismo papel en ambas. Dado el éxito de la original sus responsables decidieron renovar por dos temporadas más. Eso en el caso de la original, porque el remake ha sido cancelado. No es de extrañar dado que el parecido entre ambas era tal que no tenía sentido que coexistiesen ambas.

'Forbrydelsen' y 'The Killing'

Y todas a ellas (The Missing, Bajo sospecha, Broadchurch), a su vez, comparadas con la danesa Forbrydelsen, de la que es remake The Killing. Ambas narran la investigación del asesinato de una joven desde el punto de vista de los distintos implicados en el caso. La versión americana, con cuatro temporadas, ha superado a la original en la que se basaba, que cerró en 2012 tras tres temporadas en antena.

Al final todas se parecen. Es cierto, tanto como que en realidad no se parecen tanto. La idea, el punto de partida, el género y hasta algunas circunstancias puede coincidir, pero con el paso de los episodios, cada una ha demostrado ser única. Como le ha ocurrido a Vis a vis. Fue emitirse el primer episodio y deshacerse de un plumazo de las comparaciones con Orange Is the New Black. O Velvet y Galerías Paradise.