Público
Público

Series de TV Cesc Gay: “Hacemos un uso de las series como el que se hacía con la literatura”

El director de ‘Truman’ dirige y coescribe, junto a Tomàs Aragay, ‘Félix’, un thriller romántico producido por Movistar+ que constará de ocho episodios y acaba de presentar su rodaje, que comienza el próximo lunes.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

Cesc Gay: “Hacemos un uso de las series como el que se hacía con la literatura”. EFE/Archivo

El director Cesc Gay y el actor Leonardo Sbaraglia se conocieron durante el rodaje de un “fragmento de Una pistola en cada mano que Sbaraglia hacía con Eduard Fernández y quedaron ganas de repetir. Ahora se ha dado la ocasión”, explica el primero. La oportunidad ha llegado de la mano de Movistar+ y en formato serie. Se titulará Félix y será un thriller con toques de humor, romance y misterio protagonizado por el actor argentino, quien dará vida a un escritor afincado en Andorra que inicia la búsqueda de una mujer.

El rodaje, que echa andar el próximo lunes, y parte del reparto –además de Sbaraglia participan Pere Arquillué, Ginés García Millán y Mi Hoa Lee– fueron presentados este miércoles en Barcelona. Tras la rueda de prensa, Público pudo hablar por teléfono con el director y coguionista de esta nueva serie sobre la trama, las localizaciones y el actual panorama televisivo, donde cada vez es más común ver nombres habituales del cine que se pasan a las series.

¿Qué se puede contar, a estas alturas de proyecto, de ‘Félix’?

Que la historia, un thriller, de un hombre que busca a una mujer que apenas conoce y de la que está enamorado. En esa búsqueda la va conociendo, la va descubriendo y metiéndose en líos varios y diversos. Todo eso con afán de humor y dosis de adrenalina, que es algo que en general no había tocado en mis películas.

¿Quién es entonces Félix a parte del personaje que interpreta Leonardo Sbaraglia?

Pues un escritor que no vende libros. Es un profesor de literatura argentino que vive aquí y que termina por razones varias en un pequeño país como es Andorra. Ahí se mete en este lío en un entorno muy de montaña, de nieve, de todo lo que tiene un país como ese.

¿Será un rodaje más complicado de lo habitual por las localizaciones?

Complicados son todos los rodajes, pero sí que es verdad que cuando juegas con elementos de exterior, climáticos, nieves y fríos, pues estás un poco más alerta. Pero al final tengo un equipazo como siempre y creo que estamos bien preparados.

Van buscando un poco el buen tiempo, ¿no?

Sí, ya está pensado. Arrancar allí terminando con las nieves que aún hay en Los Pirineos y terminaremos haciendo interiores en Barcelona. El rodaje son unas 20 semanas, nos vamos hasta finales de junio.

Esta no es la primera vez que hace televisión, ¿qué medio le tira más para contar según que historias?

Televisión he hecho poca, la verdad. Esta fue una propuesta que empezamos a hablar con Movistar+, con Domingo Corral, que estaba al mando de todo esto. Y como pasa con las relaciones, te vas entendiendo o no y en este caso pues nos entendimos. Les gustó lo que les proponía y hemos ido desarrollándolo hasta llegar aquí.

¿Qué tienen las series que están atrayendo a tanta gente del cine?

Supongo que, básicamente, las plataformas. La producción se está dirigiendo hacía allí. Quien manda al final son los productores. Los directores buscamos ahí donde está el productor. Si ahora está invirtiendo dinero en la televisión y te da medios para trabajar y hacer cosas interesantes, pues lo haces, ¿por qué no? Es obvio que todo esto está cambiando. Las plataformas están permitiendo un uso personal, uno tiene bajo demanda lo que quiere. Eso se está imponiendo.

¿Qué series sigue en este momento?

Pues de todo, las que vemos todos, ahora me he enganchado a House of Cards. Es un poco como tener varios libros sobre el escritorio, a veces lees uno, a veces lo dejas, pasas a otro… Creo que nos estamos acostumbrando a hacer un uso de las series un poco así como el que se hacía más con la literatura.

Cada vez se producen más series dentro de España y, por supuesto, fuera. ¿Cree que hay una sobrexplotación del mercado?

No te sabía decir, los análisis lo dirán mejor, las cifras, pero sí que es vedad que hay muchas. Como todo, cuando hay tanta oferta es porque hay demanda detrás.

¿Se puede contar mejor una historia en una serie o en realidad depende de la historia y de la forma de narrarla?

Te da más tiempo, eso es obvio, pero eso también tiene un problema, que hay que rellenarlo con algo interesante. Porque contar algo siempre es complicado. Es más fácil hacerlo en 100 minutos que en 400. El trabajo está ahí, en seguir haciéndolo interesante.

A las series españolas se les critica mucho los 70 minutos, pero en ‘Félix’ juegan con ventaja porque ruedan en formato americano, capítulos de 50 minutos.

Claro, yo creo que lo de los 70 minutos está quedando un poco antiguado, me da esa sensación. Lo digo como consumidor, como espectador. Lo que son más de 40 minutos te cansa.