Público
Público

Serpientes, robots y éxitos con los Black Eyed Peas

El grupo superventas de Los Ángeles casi llena el estadio de Cornellà-El Prat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El recién estrenado estadio del Espanyol se encendió el sábado con el concierto del aclamado grupo estadounidense Black Eyed Peas (BEP), incluido en la gira de presentación del álbum The E.N.D. (2009). Los de Los Ángeles congregaron a una multitud de fans entregados a un show futurista plagado de los éxitos que han encumbrado al grupo a lo más alto de las listas. El concierto demostró, además, la capacidad del estadio de Cornellà-El Prat de acoger este tipo de eventos. Buena sonoridad, buena visibilidad y una correcta organización del acceso y la movilidad del público.

A pesar del partido de España y los conciertos gratuitos en Montjuïc a la misma hora, la afluencia de público superó las previsiones. La participación como teloneros de la banda barcelonesa The Pinker Tones y la actuación de uno de los Dj's más celebrados del momento, David Guetta, colaboró a que el evento Somusic 2010 rozara el lleno.

La participación del Dj David Guetta colaboró al lleno casi total del estadio

A las ocho, The Pinker Tones recibían a los fans que llegaban al concierto, sobre todo gente joven y algunos extranjeros. 'Hemos venido desde Francia para ver a los BEP, porque no pudimos ir al concierto en Arras, al norte de París', explicaba emocionada una pareja francesa. Cuando David Guetta saltó a escena con temas pegadizos como Gettin' over you, Sexy bitch o When love takes over, el público ya ocupaba tres cuartas partes de la superficie del césped. Una gran pantalla, a la espalda del artista, escoltada por otras dos a cada lado, proyectaba imágenes luminosas al ritmo del club dance/house del francés, que desató un éxtasis de brazos alzados y coros entre los fans.

El plato fuerte llegó una hora y media más tarde rodeado de una escenografía que no ahorró en lujos. Los cuatro integrantes de los Black Eyed Peas saltaron al escenario acompañados de un ruido ensordecedor y ataviados con trajes propios de la ciencia ficción. Party all the time y Let's get it started, uno de los singles del disco que impulsó definitivamente su carrera, Elephunk (2003), abrieron el concierto. Una serpiente luminosa les precedía, y un ejército de bailarines robóticos coreografiaron su último gran éxito, Rock that body.

El show' de los BEP gozó de una escenografía que no ahorró en lujos

Will.i.am, Fergie, Apl De Ap y Taboo enlazaron un éxito global tras otro. 'Está bien estar en España el día de la victoria', dijo Will.i.am antes de arrancarse con un rap improvisado sobre el futuro de la selección en el mundial de Suráfrica, en una de las muchas referencias a España que hicieron los artistas, seguramente ajenos al conflicto de identidades que se vive en Catalunya, más tensionado que nunca estos días.

En el concierto hubo tiempo para todo. Will.i.am ofreció un set de Dj, y Fergie, cuyo torrente de voz se ha afianzado totalmente desde que llegó a los BEP en 2003, interpretó alguno de sus éxitos en solitario. Como era de esperar, el macroéxito I gotta feeling, con la participación de Guetta, cerró entre confeti y el éxtasis general.