Público
Público

"La SGAE se ha caído de la burra con Zalamea"

El pueblo extremeño representará una versión de la obra libre de derechos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Zalamea de la Serena (Badajoz) no tendrá que pagar a la Sociedad General de Autores (SGAE) por los derechos de la obra de Calderón de la Barca, El alcalde de Zalamea, que se representa en el pueblo cada mes de agosto desde hace 17 años. Ni por las funciones anteriores ni por las venideras. La feliz noticia para el consistorio se debe a dos circunstancias: la aceptación por parte de la gestora de la cesión de los derechos al pueblo (que ya había pedido el autor de la versión), Francisco Brines, y la elaboración de una nueva adaptación libre y sin derechos, hecha por los historiadores José Calvente Cubero y Stella Varela Larrosa.

Como señaló ayer a Público Javier Paredes (PSOE), alcalde de este pueblo extremeño, 'ellos [la SGAE] se han caído de la burra con Zalamea. Por fin se han dado cuenta de que cometieron un error'. El pueblo no abonará, por tanto, los 9.000 euros que la gestora les pedía por los derechos de autor de la versión del texto tras casi veinte años de representaciones la SGAE insistió ayer en que en realidad sólo eran 95 euros, 'aunque sí el resto que se debe [hasta 24.000 euros] en concepto de orquesta y demás', aseguró el alcalde.

El polvorín entre el pueblo y la gestora saltó por los aires en agosto del año pasado cuando Paredes se negó a pagar a la gestora la cantidad que esta les exigía. El regidor insistió en que el poeta había cedido al pueblo los derechos. Brines confirmó al alcalde, pero la SGAE reclamó, sin entrar en razones, la cantidad adeudada apoyándose en la Ley de Propiedad Intelectual y en que Brines era uno de sus miembros.

Pasada la representación hubo una reunión entre varios miembros de la SGAE y el alcalde. 'Hablamos y ellos se convencieron de que Brines no quería cobrar', manifestó el regidor. El portavoz de la SGAE declaró no saber si se había producido o no esta reunión.

Mientras las aguas se calmaban, los vecinos del pueblo José Calvente y Stella Varela, trabajaban ya en una nueva adaptación de la obra calderoniana. Una versión más asequible para el espectador en la que aparecen hasta Don Quijote y Sancho Panza.

La idea, fraguada desde el año 2007, era ya no solo evitar la guadaña de la gestora , sino que 'la obra perteneciera al pueblo en su totalidad. El auditorio ya era nuestro y el vestuario también. El último paso era que el texto también nos perteneciera. Y ahora ya lo tenemos', afirmó Paredes.

Los historiadores estuvieron de acuerdo desde el primer momento en ceder los derechos. 'Nos hacía mucha ilusión que el pueblo tuviera esta obra. Lo hemos hecho por cariño y porque el pueblo se lo merece', comentó Cubero. La gestora contempla este altruismo 'si es una versión libre y el autor no forma parte de la SGAE, nosotros no iremos a cobrar', corroboró el portavoz, pero sigue siendo el brazo de la ley. El pasado enero, el pueblo de Fuente Obejuna (Córdoba) pagó los 30.000 euros que le pedía la SGAE por la representación de la obra homónima de Lope de Vega. Este año no tendrá que pagar porque la función es bianual, pero si el año que viene se vuelve a representar bajo la versión de un autor de la SGAE, la gestora acudirá presta a por su cuota.

'[La SGAE] tiene sus cosas buenas, pero también está el esfuerzo de muchos pueblos que se empeñan durante un año en aprenderse los diálogos y montar una obra . Hay que tenerlo en cuenta', manifestó José Calvante. Zalamea de la Serena, por lo menos, ya se ha salido con la suya.