Público
Público

Cómo sobrevivir a una invasión alienígena durante la Guerra Fría

En el videojuego 'The Bureau: XCOM Declassified' nos hacemos cargo del agente especial Carter y sus subalternos para doblegar a un enemigo inesperado por EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un investigador del Gobierno de EEUU se dirige en una misión clandestina a un hostal al encuentro de una maleta que no debe abrir bajo ninguna circunstancia. Lo que no sabe el agente especial William Carter es que quien le aguarda no es lo que parece.

Es 1962. En plena Guerra Fría, el presidente John Fitzgerald Kennedy crea una agencia secreta que se prepare para resistir a una más que probable invasión de Estados Unidos por parte de la temida URSS. Sin embargo, XCOM, la organización clandestina creada a tal fin, tiene que reinventarse sobre la marcha para enfrentarse a un enemigo mucho más terrorífico e inesperado: seres de otro planeta. Alienígenas.

Es el argumento de The Bureau: XCOM Declassified, el último videojuego de la saga creada hace casi dos décadas. Eso sí, el título desarrollado por 2K introduce cambios determinantes, que modifican sustancialmente el espíritu con el que nació en los noventa.

El agente a cargo de esta agencia es Carter, quien desde el primer momento deberá liderar la resistencia de EEUU y por extensión de la humanidad. El guión habitual. Para ello será primordial diseñar una estrategia acorde con cada circunstancia y cada misión. El juego combina la táctica con la que nació el primer título de la saga, con la acción pura.

Sin embargo, es más un videojuego de acción, en tercera persona, con tintes de estrategia. Una táctica que es clave para no acabar engullidos por los aliens en cuestión de segundos. Es altamente improbable conseguir avanzar frontalmente ante la maraña de seres extraterrestres. Hay que trabajárselo más para poder pillar al enemigo expuesto. Para ello habrá que desarrollar tácticas con el propio Carter y varios agentes más, y combinarlas con las armas y habilidades especiales de cada uno de los personajes.

El arsenal con el que se cuenta para salvar a la humanidad de la invasión alienígena no es precisamente muy abultado. Carece de variedad, en clara contraposición con la diversidad racial de los vecinos del espacio exterior. También se echa en falta una mayor cantidad de misiones. Aunque cuentan con la dificultad estratégica para superarlas, por como evolucionan conforme se avanza en el juego. El enemigo va presentando situaciones que complican la supervivencia, como drones o nuevas especies con importantes habilidades.

Por ello, el sistema Battle Focus del juego es crucial. Detiene la acción, nos muestra con visión térmica la localización de los aliens y su estado de salud, y permite organizar la táctica de la misión. Asimismo, los agentes con los que se cuenta para la guerra pueden evolucionar con mejoras en sus habilidades o nuevas armas sustraídas los extraterrestres. Algo apartado de la esencia del juego original, el último título de la saga ofrece varias horas de dura batalla contra unos invasores nada amistosos.

'The Bureau: XCOM Declassified' está disponible desde el 20 de agosto para Xbox 360, PlayStation 3 y PC.