Publicado: 12.06.2014 17:31 |Actualizado: 12.06.2014 17:31

El Sónar 2014 comienza con un muro de luz y sonido de 40 metros de longitud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una monumental instalación de casi 40 metros de longitud y 6 metros de altura del artista y explorador de estéticas digitales Carsten Nicolai da la bienvenida a partir de hoy al festival Sónar 2014 y pone a prueba los limites de la percepción del espectador.

Instalada dentro un espacio completamente oscuro e insonorizado, como si de una caja negra se tratara, la obra audiovisual inmersiva "unidisplay" explora la lógica de los sistemas autoorganizados mediante la proyección de 24 estampados diferentes de líneas puras y tonos sonoros básicos, que se prolongan hasta el infinito y que hacen viajar al espectador por diferentes paisajes interiores y distintos estados de ánimo.

"He intentado desarrollar estampados básicos de color blanco y negro que pongan a prueba los principios de percepción del espectador", ha señalado el artista alemán durante la presentación de su proyecto más ambicioso y de mayor envergadura, que altera la percepción del tiempo y el espacio.

"Al principio -señala Nicolai- sólo ves líneas puras que hacen un pequeño movimiento, pero si esperas un rato te das cuenta que, poco a poco el paisaje va cambiando".

El XXI Festival Internacional de Música Avanzada y New Media Art Sónar despegará este jueves en los recintos de Fira de Barcelona un total de 155 conciertos de artistas de 22 países, con los estrenos mundiales de Massive Attack, Plastikman y Röyksopp & Robyn.

En el plano artístico, uno de los grandes reclamos será el estreno del 'show' de los ingleses Massive Attack en un giro de su trayectoria; también Plastikman, 'alter ego' del DJ Richie Hawtin, ha elegido el festival para presentar mundialmente en directo su último álbum de estudio, 'Objekt', el primer trabajo del productor inglés en diez años.

Son atractivos de esta edición también el encuentro del dúo noruego y la cantante sueca Röyksopp & Robyn, con la primera fecha de su gira 'Röyksopp & Robyn Do It Again Tour 2014' en el festival, simbolizando el foco nórdico del Sónar, que también contará con Neneh Cherry, Lykke Li, Todd Terje, Trentemoller y Mo.

El cartel incluirá además a primeras espadas de la electrónica contemporánea como el compositor atmosférico alemán Nils Frahm, el DJ set conjunto de James Holden y Daphni (alter ego de Caribou) y el nuevo proyecto de los británicos Simian Mobile Disco 'Whorl'. Otros de los hits será el paso del veterano productor de Daft Punk Nile Rogers -con la banda Chic-.

Cuando un gamberro como James Murphy se junta con otros dos caraduras como él, en este caso el dúo 2manydjs, el resultado no deja indiferente y es lo que ocurre en Despacio, una especie de club nocturno en el que este improvisado combo pinchará durante seis horas al día en las tres jornadas del festival Sónar.

Despacio puede resultar paradójico como nombre para una experiencia cuyo principal objetivo es hacer bailar a los centenares de personas que ya hoy han acudido atraídos por la confluencia de estos tres artistas, que en la última década han sido sinónimo de diversión en la pista, en una jerarquía con muchos pretendientes.

La propuesta es sencilla: Murphy, líder de LCD Soundsystem, y los hermanos David y Stephen Dewaele han elegido para la ocasión una selección de vinilos de su colección personal para una "macrosesión" de seis horas diarias.

No se trata de un espacio cualquiera, sino una oscura nave con un equipo de audio formado por siete torres de altavoces dispuestos en círculo con un total de 50.000 vatios de potencia. Y a la puerta se venden tapones para los oídos, con eso está todo dicho.

"Disfrutad el momento y pasadlo bien", ha dicho en correcto castellano David Dewaele, antes de lanzarse a pinchar bajo un ambiente cargado de orgánica humanidad, también conocido como sudor, y en una sala en la que los ojos tardaban en acostumbrarse a la penumbra casi total.