Público
Público

El Sónar enciende el cielo de Barcelona

Dos propuestas del artista audiovisual Ryoji Ikeda abrenhoy el Festival de Música Avanzada y Arte Multimedia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni planteamientos conceptuales crípticos, ni mensajes que transmitir; los shows audiovisuales del japonés Ryoji Ikeda quieren ser un espectáculo para divertir a los espectadores. Por eso no le gusta hablar de sus 'piezas' antes de la representación y huye de los encuentros con periodistas. Ayer en Barcelona no se pudo escapar. El compositor electrónico y artista audiovisual es hoy el protagonista de la sesión inaugural del Sónar, que se celebra hasta el domingo. Una ocasión especial en el que el Festival Internacional de Música Avanzada y Arte Multimedia se une, por una noche, con el Festival Grec para ofrecer una producción conjunta. Lo que verán todos los que se acerquen al anfiteatro griego son dos creaciones de Ikeda: spectra y test pattern.

La primera es una instalación visual que cambiará el aspecto de la ciudad durante unas horas gracias al trabajo de 64 proyectores de luz blanca, que levantarán una columna luminosa que se verá desde varios kilómetros de distancia y desaparecerá al alba.

'Lo importante en mi trabajo es la composición, no el material'

Los espectadores se podrán pasear entre los potentes haces de luz, que son estáticos y blancos para crear más intensidad. 'Si spectra fuera un cruce de luces de colores en movimiento, la sensación no sería la misma. Si dejas una luz fija puedes ver el universo. Creo que la instalación da paz', avanzó el creador.

Mientras el impacto lumínico de spectra se apodera del cielo de la ciudad, Ikeda ofrecerá dos pases de test pattern (Live set): 'Un show intenso como un concierto de rock' en el que gracias a un programa informático transforma los patrones de audio en códigos de barras sincronizados sobre una pantalla. Según cuenta el japonés, el resultado son 'intensas imágenes en blanco y negro que se convulsionan en la oscuridad sobre una banda sonora poderosa'.

Los trabajos de este artista, uno de los más reconocidos de su país, investigan las relaciones entre la música, el tiempo y el espacio. Asegura que lo que le interesa es explorar la percepción humana de estos fenómenos. Ikeda es inquieto y expande su obra en distintos canales. Además de contar con una discografía extensa y de pasear sus instalaciones sonoras por todo el mundo, también ha colaborado con el músico alemán Carsten Nicolai, el arquitecto Toyo Ito y con el coreógrafo William Forsythe.

'Lo que propongo son experiencias en directo, no vale contarlo'

Menudo y con un tupé digno de Tintín, a Ikeda le cuesta encontrar las palabras para dar más detalles sobre spectra, presentada ya en Amsterdam y París. 'Lo que propongo son experiencias en directo: no vale contarlo, hay que venir y sentirlo. Me aburre hablar del concepto, lo que me interesa es lo que experimenta la gente', contaba ayer por la tarde, antes de las pruebas de luz y sonido. Subrayó en tono serio que se siente más compositor que artista: 'Me encanta componer ya sea con sonido, luz o conceptos abstractos. Lo importante en mi trabajo es la composición, no el material. Huyo del academicismo y por eso estoy relajado'.

Las previsiones meteorológicas no le preocupan. Es más, si hoy llueve un poco, mejor que mejor. 'Las nubes se mueven más de lo que imaginaba y el impacto de la propuesta cambia a cada instante. Si llueve, como ocurrió en París, la luz provoca un efecto de lluvia de estrellas fascinante', contó desafiando al cielo.