Publicado: 11.12.2015 16:53 |Actualizado: 14.12.2015 07:00

‘Sufragistas’, cien años invisibles

La historia de las sufragistas británicas llega por fin al cine. Dirigida por Sarah Gavron, la película está protagonizada por Carey Mulligan, Helena Bonham Carter y Meryl Streep, que interpreta a la líder del movimiento, Emmeline Pankhurst. El preestreno se realizará a beneficio de la Fundación Vicente Ferrer.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Una imagen de la película "Sufragistas".

Una imagen de la película "Sufragistas".

MADRID.- Hace unas semanas se celebraba en España el 82 aniversario de la primera vez que la mujer ejerció el derecho al voto en nuestro país. Un derecho que no se consiguió hasta 2005 en Kuwait y 2006 en Emiratos Árabes, que, aunque parezca mentira, no se alcanzó en Suiza hasta 1971 y que acaba de llegar a Arabia Saudita.

En la lucha por esta conquista es imprescindible la historia de las sufragistas británicas lideradas por Emmeline Pankhurst, un movimiento que llega ahora por fin al cine de la mano de la directora Sarah Gavron y con Carey Mulligan, Helena Bonham-Carter y Meryl Streep en los papeles principales.



En cien años de historia, la acción esencial de estas mujeres no ha interesado, sorprendentemente, al cine, con una excepción, el documental de poco más de 50 minutos que rodó Michèle Dominici hace tan solo cuatro años (‘Les Suffragettes, ni paillassons, ni prostituées’). ‘Sufragistas’, la primera película de ficción que se inspira en aquellos hechos, es un proyecto deseado, planeado y desarrollado por un grupo de mujeres.

El preestreno del filme, que tendrá lugar el día 15, se realizará a beneficio de la Fundación Vicente Ferrer, y toda la recaudación irá destinada al proyecto de atención a la mujer en el estado de Andhra Pradesh. La periodista Joana Bonet presentará el acto.

Guerrilleras de principios de siglo

La productora Alison Owen charlaba un día con una amiga sobre las películas que hablaban de mujeres, lamentado la escasez de buenos personajes femeninos. La conversación derivó en la pregunta de por qué nadie había hecho una película sobre las sufragistas británicas, teniendo en cuenta toda la pasión, valentía y decisión que reunían. Guerrilleras de principios de siglo, aquellas mujeres decidieron pasar a la acción –cortaban cables de telégrafo, volaban buzones de correos, atacaban propiedades…-, hicieron huelgas de hambre cuando las encarcelaban y alguna llegó a perder la vida. ¡Todo ello por la igualdad!

La historia contenía todos los elementos que busca afanosamente el cine de entretenimiento: emoción, dignidad, acción... Entonces, ¿por qué nunca se había visto en pantalla grande? La respuesta no se puede separar, obviamente, de la feroz batalla que libran las sociedad patriarcales por hacer invisibles a las mujeres. Una película que demuestra el coraje y la fuerza de éstas atenta directamente contra su poder, lo debilita.

"Un movimiento que continúa vigente"

La nuestra no es una película sobre una época pasada que ya no nos incumbe. No trata sobre un hecho histórico, sino sobre un movimiento de vocación universal que aún continúa vigente”, dice la actriz protagonista Carey Mulligan, que añade: “Conocer esta historia me hizo darme cuenta de lo poderosas que somos las mujeres de mi generación, y de que quizá, en muchos sentidos, seamos la primera generación de mujeres con poder. Pero también soy consciente de la desigualdad y el sexismo que aún reinan, aunque de una forma menos patente en el mundo occidental, pero desde luego están ahí en otras partes del mundo, como por ejemplo Nigeria, Pakistán y Oriente Medio”.

Con guion de Abi Morgan (‘The Hour’, ‘La dama de hierro’, ‘Shame’), la película cuenta la historia de Maud, una joven lavandera del East End de Londres que entra en contacto un día con las sufragistas británicas y decide unirse a ella. A partir de este personaje, el relato refleja cómo lucharon aquellas mujeres por conseguir el derecho al voto.

"Hechos, no palabras"

Meryl Streep, que ha dicho que esta es una historia “que todas nuestras hijas deberían conocer y todos nuestros hijos deberían grabar en su corazón”, interpreta a Emmeline Pankhurst, líder de la Unión Política y Social de las Mujeres (WSPU), cuyo lema era “hechos, no palabras”. Este grupo apostaba por la acción frente a las moderadas de la Unión nacional de Sociedades de Sufragio Femenino (NUWSS) que insistían en sus reuniones y mítines y se oponían a la rebelión.

‘Sufragistas’ no es, en palabras del productor Cameron McCracken, “un drama de época nostálgico, que celebra discretamente lo lejos que han llegado las mujeres, sino un impactante recordatorio de los sacrificios que se hicieron las sufragistas y de lo lejos que aún tienen que llegar las mujeres en su lucha por la igualdad”. La película muestra las acciones que llevaron a cabo estas mujeres y sugiere el maltrato que recibieron de la policía y de ciertos grupos sociales.

Meryl Streep, en "Sufragistas".

La labor de las sufragistas se detuvo con la Primera Guerra Mundial. Emmeline Pankhurst aceptó apartarse de sus actividades y ayudar al Gobierno a cambio de que liberasen a todas las mujeres encarceladas. Cuando finalizó el conflicto, en 1918, volvió a su lucha. Viajó a EE.UU. cuando se aprobó allí el derecho al voto de las mujeres y fundo el Partido Conservador. En 1928, poco antes de morir, vio cómo se conseguía el sufragio femenino en su país.

Ahora, a escasos días de las elecciones, aunque con el derecho al voto conseguido, ninguno de los principales partidos políticos de nuestro país está liderado por una mujer. En pleno siglo XXI, el dato cuando menos es decepcionante y, desde luego, es heredero de la invisibilidad histórica impuesta a las mujeres. Invisibilidad que sufren en muchos otros rincones del mundo.

“Nos sorprendió lo adelantadas que estaban aquellas mujeres a su tiempo. Rompieron todos los tabúes y convenciones sociales. Nos dimos cuenta de que la gente de ahora tenía muy poca información al respecto –reconoce la directora-. En cierto modo, se ha ocultado. No se enseña en las escuelas. Parecía una historia jamás contada”.

Etiquetas