Publicado: 07.11.2013 07:00 |Actualizado: 07.11.2013 07:00

Sylvain Estibal: "Cuando te ríes con tu enemigo, ya no es nunca más tu enemigo"

El periodista y escritor Sylvain Estibal debuta en la dirección de largometrajes con 'Un cerdo en Gaza', una historia sobre el conflicto israelí-palestino construida desde la comedia y que se estrena este viernes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Cuando conoces la vida diaria, íntima, del otro es más difícil odiarle", asegura Sylvain Estibal, un escritor y fotógrafo de prensa que en 2004 viajó a Hebrón (Cisjordania) enviado por la agencia France Presse. Allí prestó un par de cámaras a una familia palestina y a otra israelí, separadas por la valla, y les pidió que fotografiaran su día a día. "Descubrieron que sus vidas eran parecidas y creo que eso cambió algo sobre la percepción de su enemigo". Otra convicción como aquella, la de que "cuando te ríes con tu enemigo, ya no es nunca más tu enemigo" le ha llevado a rodar su primera película, Un cerdo en Gaza, donde retrata el conflicto israelí-palestino desde la comedia.

Protagonizada por Sasson Gabay, una estrella del cine de Israel, la película cuenta la historia de Jafaar, un pescador palestino en Gaza, que un día encuentra en sus redes un cerdo. Animal impuro para musulmanes y para judíos, el primer impulso de este hombre es el de librarse de él. Sin embargo, su lamentable situación económica cambiaría si consiguiera venderlo. Ahí comienza la verdadera aventura.

Usted es de familia judía, pero no es religioso, ¿por qué ha hecho una película sobre el conflicto?

El conflicto israelí-palestino ha desbordado Oriente Medio y ahora todos estamos vinculados de una manera o de otra. Esta película es un grito de rabia cómico, porque hay mucha rabia detrás de una situación que parece eterna y todos debemos ser capaces de decir algo ante eso.

"Quería hacer algo que pudiera ser aceptado por los dos lados (Israel y Palestina)"¿Y la comedia?

La comedia, el humor, es una buena manera de dar un mensaje. Quería hacer algo que pudiera ser aceptado por los dos lados. La película no es ni pro Palestina ni pro Israel. Solo quiero contar las cosas que veo, aunque, para ser sincero, también quiero provocar un poco y eso lo hago desde el humor. Cuando te ríes con tu enemigo ya no es nunca más tu enemigo. Mucha gente de la zona de conflicto nos ha dicho que por fin alguien ha visto en ellos algo gracioso.

Supongo que ha hecho esta película porque usted cree posible una solución en la zona, ¿es así?

Sí. La película al final es una visión de esperanza de dos pueblos heridos, con su pasado, su historia, luchando... y yo creo que eso se puede superar y que juntos pueden construir algo bonito. La solución no es que unos se vayan de esa tierra, sino que vuelvan a intentarlo juntos. Yo soy optimista.

¿Han visto Un cerdo en Gaza allí?

No ha habido una proyección oficial, pero sí la ha visto muchísima gente por Internet. Personas de los dos lados han visto lo positivo de la película y es así porque habla de ellos desde el humor.

"Yo sé que la película no va a cambiar la situación, pero creo que es muy importante abrir ventanas"¿En Francia, donde hay un fuerte movimiento sionista, cómo ha sido la reacción ante la película?

Muy buena. Se ha abierto un debate interesante gracias a la asociación Francia-Palestina y en la embajada de Israel la película se ha proyectado en algunas de sus fiestas. Yo sé que la película no va a cambiar la situación, pero creo que es muy importante abrir ventanas y el cine puede ayudar mucho a eso. Ofrecer una visión distinta es fundamental. Desde la comedia se puede hacer una denuncia, por ejemplo, en la película se muestran situaciones reales, como la de soldados que viven en el techo de tu casa y entran para ir al baño, que parecen completamente absurdas cuando las ves con humor.

¿No ha habido ninguna crítica negativa?

Algunos europeos dicen que es una visión muy tonta de algo que es muy duro, pero son los que no conocen nada del tema. En Colombia, donde la gente conoce muy bien la guerra y la violencia, ha tenido mucho éxito la película, porque la gente lo siente de otra manera. Muchos europeos piensan que se debe hablar de este asunto con seriedad, con gravedad, pero el ser humano tiene siempre ganas de reír, incluso en Gaza. Hay algo muy absurdo en Europa, en estar tan negativos. No nos sirve para nada eso. Europa es algo increíble, tenemos una libertad que muchos otros quisieran tener, tenemos paz... y no le damos el valor suficiente. Es verdad que ahora en Europa vivimos un momento difícil, pero no hay que añadir más depresión.

¿Se puso algún límite al hacer Un cerdo en Gaza para no molestar a nadie, ni musulmanes ni judíos?

No hubo autocensura, dije todo lo que quería decir, aunque sí puse especial cuidado en que no hubiera provocaciones religiosas. De otro modo, tal vez la gente no hubiera podido entenderlo. Las religiones no están para que se aplique todas las palabras de los textos sagrados al pie de la letra, deberían estar para ayudar al ser humano y en este caso deberían ayudar a que ambos pueblos vivieran juntos.