Publicado: 03.03.2016 13:30 |Actualizado: 03.03.2016 14:19

'...Y la casa crecía' y el abuso de poder

El Centro Dramático Nacional presenta la última obra del dramaturgo Jesús Campos García, una metáfora de la crisis económica y de cómo ha afectado a las familias españolas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un momento de '...Y la casa crecía'

Un momento de '...Y la casa crecía'. En el Teatro María Guerrero de Madrid del 4 de marzo al 10 de abril. - CDN

MADRID.- El Centro Dramático Nacional (CDN) ha presentado la obra ...Y la casa crecía en la que el dramaturgo Jesús Campos García realiza una reflexión sobre el abuso de poder en nuestros días. La función llega al Teatro María Guerrero de Madrid este viernes 4 de marzo y se representará hasta el 10 de abril.

...Y la casa crecía lleva a cabo una metáfora de la crisis económica y de cómo ha afectado a las familias españolas. La obra se desarrolla en una casa que crece sin control y sin sentido que convierte a sus ocupantes en sufridas víctimas. El director, Campos García, señala que la función representa "un crecimiento que llega a lo absurdo" en una representación en la que "la puerta se abre cada 15 segundos", algo que hace que el espectador esté constantemente pendiente. Asimismo, destaca que "el problema no es crecer, es distribuir" y ha explicado que la idea con la que comenzó a escribir el texto, y con la que le gustaría que el espectador se fuera, es la pregunta de si "la única forma de que alguien crezca es que alguien se haga rico".



"Podría calificar la obra como una comedia del absurdo, disparatada, crítica, alegórica y algo financiera. ...Y la casa crecía pretende mostrar una realidad risueña y distendida, a través de la cual iremos vislumbrando cómo tras esa visión del mundo hay otra menos grata", subraya el dramaturgo.

Campos García, que vuelve al Teatro María Guerrero 40 años después del estreno de 7000 gallinas y un camello (1976), anuncia que "la obra comienza como una comedia que empieza con elementos alegóricos y acaba siendo una alegoría con elementos de comedia", al tiempo que, añade, el texto presenta a personajes que son "absolutamente realistas; personas normales en una situación anormal". "Hablo del mundo en el que estamos viviendo, por encima de nuestras posibilidades", apunta.

Uno de esos personajes lo interpreta el actor Juan Carlos Talavera, que durante la presentación de la obra subraya que en ...Y la casa crecía "es la idea la que sirve a los personajes y no que los personajes sirvan la idea". Por su parte, la actriz Ana Cerdeiriña señala que el espectador encontrará a "estafadores del tres al cuarto pero con buena intención" y "estafadores de alto nivel". El reparto se completa con Fernando Albizu, José Ramón Arredondo, Luis Hostalot, Ana Marzoa, Juan Matute, Miguel Palenzuela, Marilyn Torres y Samuel Viyuela, "el hijo de la gran city que llega para complicar toda la situación".

"Desde que es electrónico, hay más dinero que cosas que comprar. Y ahí andan los ricos, desesperados, buscando en qué gastarlo. Cuánta abundancia, cuánto poderío. Sí, el mundo es un disfrute para quien lo disfruta. No sé de qué se quejan los que lo tienen que limpiar. Y advierto que es una comedia. Quiero decir con esto que habrá quien se ría, aunque la cosa no sea para reírse. Allá ellos. Que rían, que rían cuanto quieran. Mientras puedan", explica el autor en la sinopsis.