Público
Público

Los teatros de Madrid, en pie de guerra contra los recortes de Botella

El Comité de Empresa de la empresa pública Madrid Arte y Cultura (MACSA), ha convocado paros parciales, el primero es mañana, ante el temor de que más de 100 trabajadores sean despedidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Comité de Empresa de Madrid Arte y Cultura (MACSA), compañía adscrita al Ayuntamiento que gestiona los teatros públicos de la capital, ha convocado paros parciales ante la 'crítica situación' en la que se encuentra la empresa y ante la amenaza de despido de más de 100 empleados, según aseguran los representantes de los trabajadores. 

La primera jornada de paros tendrá lugar este jueves 1 de noviembre, cuando los teatros públicos de la capital pararan entre las 19.30 y las 21.30 horas. Esa misma medida de presión se llevará a cabo con el mismo horario el próximo 10 de noviembre. El día 5 el paro tendrá lugar de 18.30 a 20.30 horas. 

Según los trabajadores, la empresa también plantea la posible recolocacion 'de un número indeterminado de trabajadores' en el Ayuntamiento de Madrid, en unas 'condiciones inaceptables', pues, siempre según la versión del Comité, a trabajadores que ahora realizan determinadas funciones como  iluminadores, maquinistas, utileros, regidores o sastras se les recolocaría en el consistorio en puestos de inferior categoría y perdiendo una media de 9.000 euros anuales. 

Además, sostiene que ha tratado de negociar un Plan de Viabilidad pero lamentan que los actuales gestores hayan rehusado la propuesta de los representantes de los trabajadores.

Finalmente, los representantes de los trabajadores critican que el gasto en alta dirección se eleva a 808.957 euros, superior a los 672.606 euros que se registró en 2011.

MACSA gestiona algunas de las salas más importantes de la capital. Entre ellas, el Teatro Español, el Teatro Fernán Gómez, el Teatro Circo Price, las Naves del Español, el Matadero, CentroCentro, Medialab, Cineteca, así como numerosos eventos de la ciudad.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, prefiere, a pesar de las quejas de sus trabajadores, sacar pecho y afirmar que la capital ha superado 'culturalmente' a Barcelona porque 'no se enreda en debates identitarios'.

'Ese proceso de ir abriéndose que se ha hecho en Madrid nos ha favorecido', ha opinado la primera edil en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press. Ha destacado que Barcelona superaba a Madrid pero hace 'unos 30, 35 años' ya que entonces era 'lo más abierto y europeo'.

Botella ha matizado que 'eso cambió', un proceso al que se llegó 'cuando te cierras en lugar de abrirte'. 'Ahora en Madrid somos más importantes culturalmente, tenemos grandes acontecimientos y queremos ir a nuevas formas de colaboración público-privada', ha señalado.