Público
Público

Eurovisión 2017 El reto de Manel Navarro: quedar en buen lugar en una Eurovisión de "primeras veces"

El representante español, satisfecho con el ensayo general previo a la gran final, actuará en decimosexta posición en el festival europeo de la canción, donde Italia y Portugal son las favoritas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El cantante español Manel Navarro durante los ensayos para la final de Eurovisión en Kiev. /EFE/Tatyana Zenkovich

Aún nos faltaba por conocer los diez últimos países que participarán en la final de Eurovisión de este sábado en Kiev; aquellos artistas que competirán por el "micrófono de cristal" junto a España, representada este año por Manel Navarro con la canción Do it for your lover.

El número musical de apertura de la semifinal corrió a cargo de dos de los presentadores del evento, Oleksandr Skichko y Volodymyr Ostapchuk, que interpretaron éxitos eurovisivos al 'ukranian style', acompañados de un nutrido número de bailarines y de un espectacular coro ucraniano que se unió al espectáculo a los acordes del Rise like a Phoenix, con el que Conchita Wurst ganó el Festival en 2014.

En esta segunda semifinal fue el turno de Serbia, Austria, F.Y.R. Macedonia, Malta, Rumanía, Paises Bajos, Hungría, Dinamarca, Irlanda, San Marino, Croacia, Noruega, Suiza, Bielorrusia, Bulgaria, Lituania, Estonia e Israel. De estos dieciocho países participantes sólo una decena consiguió el pase a la final.

"Primeras veces"

La 62ª edición del Festival pasará a la historia por ser la de las “primeras veces”: es la primera vez que una canción es cantada enteramente en bielorruso, que tres hombres presentan el festival, también la primera vez que un participante ya ha nacido en el 2000, como es el caso de Kristian Kostov, el cantante de Bulgaria, y la primera vez que los espectadores han podido ver una petición de mano en directo.

La cantante de Macedonia, Jana Burceska, embarazada de pocos meses, vivió atónita cómo su pareja le pedía matrimonio en el intermedio del show, ante todo el público asistente al International Exhibition Center de Kiev y los millones de telespectadores que presenciaron la gala desde sus casas.

Eurovisión es principalmente espectáculo. Pero en esta semifinal sólo diez consiguieron el pase a la gran gala: Bulgaria, Bielorrusia, Croacia, Hungría, Dinamarca, Israel, Rumanía, Noruega, Paises Bajos, y Austria. Así, se quedaron fuera de la final algunas de las favoritas como Estonia, Malta o Irlanda.

El orden de la final decidido por la organización, una vez se supo en qué mitad de la final actuaría cada uno, ha quedado de la siguiente forma : Israel, Polonia, Bielorrusia, Austria, Armenia, Paises Bajos, Moldavia, Hungría, Italia, Dinamarca, Portugal, Azerbayan, Croacia, Australia, Grecia, España, Noruega, Reino Unido, Chipre, Rumanía, Alemania, Ucrania, Bélgica, Suiza, Bulgaría y Francia.

España saldrá en el puesto 16º

España actuará en el puesto 16 de la final, después de la canción de Grecia y antes del tema de Noruega; un puesto que le ha parecido bien al representante español: "Estoy contento, creo que es una posición que me favorece porque estoy entre dos temas muy diferentes. Además, si sumas los números te da 7 que es mi número favorito".

Para ganar el micrófono de cristal, los candidatos tendrán que conquistar a los espectadores y al jurado de los 42 países participantes, que representan en cada caso la mitad de la puntuación final. En esta edición, se repetirá la fórmula introducida el año pasado en el anuncio de las votaciones, creada para lograr un espectáculo más emocionante que garantiza no conocer el nombre del ganador hasta el último minuto.

Entre los favoritos de éste año, Italia y Portugal prácticamente empatadas en las casas de apuestas, el termómetro que mide la temperatura 'eurovisiva' en los días previos a la final. Les siguen Bulgaría y Bélgica, además de Suecia y Armenia, que también parten como favoritas. Este año, estas previsiones coinciden plenamente con lo que opina la prensa acreditada en Kiev. El sábado noche sabremos si son acertadas.