Público
Público

Terapia de choque contra Berlusconi

Ammaniti satiriza sin freno el berlusconismo y la Italia contemporánea en la despiadada 'Que empiece la fiesta'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Niccolò Ammaniti (Roma, 1966) odia las fiestas. 'Las reuniones de más de cuatro personas me superan, me parecen pruebas sociales durísimas', confesó ayer el autor italiano, que pasó por Barcelona para presentar su nueva novela. Que empiece la fiesta (Anagrama) es una sátira desenfrenada de la Italia de Silvio Berlusconi político que ya ha pasado a la Historia por su capacidad para organizar saraos grotescos en la que Ammaniti descarga toda su ira contra las fiestas. Y contra todo un régimen.

Se trata de 'una fotografía deformada' de una realidad tan exagerada que no puede ser superada por ninguna ficción. Como mucho, Ammaniti aspira a igualar las tropelías de la realidad. 'Si pienso en las fiestas de Berlusconi, creo soy un autor muy realista', dijo sin perder la sonrisa de chico travieso que utiliza para encajar cualquier pregunta.

'Si pienso en las fiestas de Berlusconi creo que soy un autor muy realista'

La fiesta que empuja la trama es la organizada por un rico constructor llamado Sasà Chiatti en su residencia Villa Ada, en el centro de Roma. Un evento con ínfulas de gran acontecimiento de la República italiana. Ammaniti recurre a un lenguaje mordaz para narrar un carnaval sin disfraces, protagonizado por actrices, futbolistas, miembros de una secta satánica y una delirante comparsa de frívolas personalidades. El sarao ofrece hasta tres safaris a la carta, con tigres y elefantes a disposición de los invitados más atrevidos. Una de las almas del tinglado es Frabrizio Ciba, un escritor popular que cuenta con cientos de lectores fieles y un exitoso programa de televisión. Pese a que el personaje recuerda al novelista Alessandro Baricco, Ammaniti afirma tajante que se trata de una 'autoparodia' de su propia figura como autor de éxito. 'Es un retrato sin piedad de mi mismo, con todas mis pulsiones más horribles', aclaró.

Pero no todo es caricatura y risas en la novela de Ammaniti. En un plano secundario se mueven varios personajes a la búsqueda del amor auténtico, como si fuera lo único que les puede redimir de sus existencias absurdas. El choque entre fantasía y realidad, entre deseos y miseria cotidiana, es otro de los temas explotados por el autor de Yo y tú, que Bernardo Bertolucci llevará a la gran pantalla en otoño. Ammaniti, que está escribiendo el guión junto al director de Novecento, está encantado con la experiencia: 'Es emocionante poder trabajar con el hombre que rodó el Último tango en París a los 31 años'.

'Que la izquierda se haya unido es como una especie de despertar'

Ammaniti se ha hecho un hueco en las listas de los escritores más vendidos de Italia con Que empiece la fiesta. Un triunfo basado en su capacidad para retratar con humor los elementos decadentes que le rodean. No obstante, pese a tratarse de una novela pegada a una realidad muy concreta, Ammaniti asegura que vivir en Italia no facilita la creación de sátiras. Más bien al contrario. 'Es más fácil ambientar una historia cómica en Suecia, donde parece que todo funciona perfectamente. En Italia la realidad es mucho más divertida que la ficción'.

La realidad política de su país le produjo ansiedad durante mucho tiempo, aunque ahora observa con interés el fracaso electoral del partido de Silvio Berlusconi en Nápoles o Milán: 'Que la izquierda se haya unido es como una especie de despertar. Resulta que el encantador de serpientes ya no toca tan bien la flauta'.