Público
Público

"Todavía hay muchas personas invisibles, sin derechos"

Glenn Close ha hablado sobre su última película y recogerá el Premio Donostia esta noche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la Irlanda victoriana del siglo XIX también había supervivientes. “Todavía hay muchas personas invisibles, que no tienen derechos, como Albert”. Así habla Glenn Close sobre su película más reciente y personal: Albert Nobbs.

La cinta, que se proyecta fuera de competición en la Sección Oficial del Festival de Cine de San Sebastián, ha sido dirigida por Rodrigo García, con el que la actriz ya había trabajado como protagonista para dos de sus películas (Cosas que diría sólo con mirarla, 2000, y Nueve vidas, 2005), pero Glenn Close es la auténtica madre del proyecto.

La actriz, además de ser la protagonista, ha escrito el guión junto al novelista John Boinville y ha coproducido la película, basada en el relato que Istvan Szabo creó a partir de The singular life of Albert Nobbs, la novela de George Moore. “Hace muchos años interpreté la obra para teatro y desde entonces trabajé mucho para poder venderla y no pude. Pero cuando lo conseguí el equipo no podía ser mejor”, ha explicado la actriz en su rueda de prensa en el Zinemaldia, que esta noche le hará entrega del Premio Donostia 2011.

Durante todos esos años Glenn Close llevó la historia a otros muchos directores, que o “no la entendían o estaban muy ocupados”, hasta que Rodrigo García, hijo del periodista y premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, dijo sí. “Es un sueño de ella y fue un orgullo que me lo ofreciera. No haría cualquier película en que mi actor fuese el guionista, pero con ella sí”, ha dicho el director que en Albert Nobbs ha podido volver a reflejar su pasión por los entresijos del mundo femenino.

Glenn Close ha escrito, producido e interpretado 'Albert Nobbs'  La obra cuenta la historia de una mujer que tiene que hacerse pasar por hombre para conseguir trabajo como botones en un hotel. “El mundo en el que vive Albert Nobbs tiene una gran resonancia en el mundo de hoy en día. Todos tenemos algo de él, salimos a la calle e interpretamos un papel en mayor o menor grado”, ha expresado la actriz, a la que la película podría valerle la sexta nominación de unos Oscar que nunca le han premiado, porque, según comenta divertida, “creen que ya lo tiene”.

Por el momento todas las apuestas la señalan como una de las favoritas, aunque tendrá un muy duro rival en Meryl Streep, que interpreta a Margaret Thatcher en The Iron Lady. “Sería maravilloso, hace muchos años que no me nominan, pero soy muy fatalista y nunca he pensado que algo iba a pasar hasta que ocurre, así que ya veremos”, ha contestado humilde Glenn Close.

La actriz, que entre sus múltiples registros cuenta con papeles como el de la obsesiva mujer de Atracción fatal (1987) o la malísima Cruella de Vil de 101 un dálmatas. Más vivos que nunca (1996) y 102 dálmatas (2000), dice que, a excepción de Cruella, nunca ha interpretado a mujeres con maldad: 'Son mujeres que existen en un mundo muy de hombres a los que no se les censura de la misma forma cuando actúan de manera similar'.

Todas las apuestas la señalan como una de las favoritas al Oscar a mejor actriz 

Comenzó su carrera cinematográfica con El mundo según Garp, en 1982 y, desde entonces, ha sido premiada y nominada en numerosas ocasiones por sus trabajos para cine, televisión y teatro, pero su formación comenzó ahí, en el teatro. Y en Broadway, además.

Hoy, espontánea, simpática y natural, no ha dudado en entonar unas notas en cuanto se lo han pedido. También lo hizo en una cena donde consiguió inversores para la película que presenta ilusionada. Una película para la que 'no salió ni un penique de Hollywood”, ha dicho 'con orgullo' Close, que desde hace más de diez años participa de manera activa en el certamen de cine independiente Sundance Film Festival.