Público
Público

Tom Cruise se doctora en folclore español alucinógeno

El rodaje en Sevilla de 'Knight&Day' mezcla estampas típicas con alocadas escenas de acción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la mezcolanza demencial de Semana Santa y fallas de Misión Imposible 2, Tom Cruise se doctora definitivamente en folclore español alucinógeno con Knight&Day, la comedia de aventuras que se rueda estos días entre Sevilla y Cádiz. Así, por ejemplo, es la escena ambientada en el último tramo de un encierro de San Fermín, rodada en la plaza de toros de la Maestranza sevillana y que describe Rafa, uno de los cien extras que participaron en la misma: 'Por los burladeros entran en escena dos coches Smart pegando trompos. Un torero los capotea mientras los fugitivos [en este caso los dobles de Cruise y Cameron Diaz] huyen en su moto'. En los tendidos, por supuesto, jalea el espectáculo la muchedumbre vestida de blanco y rojo sanferminero.

Rafa, que se embolsó 65 euros por 13 horas de trabajo, afirma que se fue 'un poco sorprendido' por la escena de marras. Pero lo cierto es que el cine en general, y Hollywood en particular, ya han demostrado mil veces que, en las grandes producciones, el rigor cultural está de más. Será difícil, no obstante, que esta película supere a Misión Imposible 2, en la que las vírgenes arden por las calles de Sevilla rodeadas de una procesión de antorchas y Anthony Hopkins, tras meditar observando la escena de catarsis religiosa, le dice al personaje de Cruise: 'Estas fiestas son un fastidio, honrar a los santos quemando cosas. Curiosa manera de venerarlos, ¿no cree? ¡Por poco me queman al venir aquí!'.

Knight&Day, escrita y dirigida por James Mangold para lucimiento aventurero y romántico de Cruise y Cameron, también juega a remasterizar iconos españoles, en este caso los encierros de San Fermín. Pero no en Pamplona, por supuesto. El rodaje dejó ayer Sevilla tras cuatro días y se trasladará la semana próxima a Cádiz. El paso del equipo por la capital andaluza se resume en derrapes, disparos, saltos y maniobras durante una persecución, con la pareja protagonista huyendo de los Smart.

Ni Cruise ni Díaz han pasado por aquí aún, aunque está previsto que lo hagan en próximas fechas, una vez solucionados los retrasos de la parte del rodaje en Boston. Todo el protagonismo en Sevilla ha sido de los especialistas. Como el que hizo de matador, que las pasó canutas al ver a los siete toros . 'Cuando los vio, salió corriendo hasta estar seguro de que no iban a seguirlo', cuenta Rafa. Y eso que al final sólo tuvo que capotear a los Smart que salieron a la plaza.

El rodaje ha supuesto un pequeño gran acontecimiento para Sevilla. Para empezar, por el impacto económico: 7 millones de euros en cuatro días, según el Ayuntamiento, que afirma que los hoteles han disfrutado de 10.000 pernoctaciones extra. Numerosas calles del centro han sido cortadas, y los negocios afectados han recibido 7,5 euros por metro cuadrado de su negocio al día. Un local de 300 metros cuadrados ha percibido, según estas cuentas, 2.250 euros por día de rodaje.

'Se ha elegido Sevilla para el rodaje por exigencias del guión y por la climatología, pero no porque sea barato, ya que los costes en Europa y Estados Unidos son similares', aclara José Luis Escolar, responsable de Calle Cruzada, la productora contratada para el rodaje en España por la 20th Century Fox. En el rodaje en Sevilla han participado además unos 3.000 extras, 300 técnicos y 250 auxiliares. 'Se ha demostrado a Hollywood que se puede hacer aquí este cine, con las escenas de acción tan complejas que se están rodando', explica Escolar, que también habla del 'sorprendente' nivel de organización y coordinación de la ciudad.

'Me parece curioso el argumento, pero yo hago lo que me digan, aunque el rodaje dure 15 horas. Me hace gracia vestirme con este atuendo tan típico', explica Carlos, extra de la película y estudiante de Arte Dramático. Carlos va vestido con pantalón y camisa blancos y pañuelo rojo, como cualquier mozo de San Fermín que se precie. Su papel incluye beber en una bota de vino, otra estampa de la España soñada por Hemingway.

Aunque en la película no aparecerá Sevilla identificada como tal, espacios emblemáticos de la ciudad como la Maestranza, la plaza de San Francisco, la plaza Nueva, los alrededores de la Catedral e incluso localizaciones próximas al metro han sido escenarios de la acción, sobre cuyos detalles los responsables de la película han intentado que reine el máximo silencio. Eso, sumado al desconcierto que ha provocado el hecho de que al final Tom Cruise no haya aparecido siendo el reclamo más esperado, ha provocado cierta confusión. 'Esto es una película de Antonio Banderas con motos para un anuncio de coches', le explicaba a Efe, como argumento, una señora bastante desorientada.

Pocos detalles han superado el filtro de la cláusula de confidencialidad firmada por los participantes en el rodaje. Pocos, pero jugosos. Uno de ellos que la productora no confirma llega hasta la Casa Real. 'Las escenas de acción se enmarcan en las celebraciones por la coronación del príncipe Felipe como rey. Por eso la ciudad aparece de fiesta', afirma un miembro de producción, que aclara que 'se hará una estampa típica de España, sin hacer una clara visión de Sevilla como ciudad'.

En resumen, que Hollywood ya ha puesto corona a Felipe VI, e imagina al pueblo español celebrándolo con toros por la calle. La pesadilla de todo republicano.

El rodaje se desarrolla paralelamente en Salzburgo (Austria), donde tampoco se ha escatimado en localizaciones emblemáticas. Los escenarios del renombrado Festival de Salzburgo de Ópera, Música y Teatro han sido alquilados para rodar pasajes de la comedia, que presume de llevar a Cruise y a Cameron a vivir aventuras en algunos de los lugares más bellos del planeta. A partir de mañana a lunes el rodaje pasa a Cádiz. La caravana volverá a Sevilla, ya con los actores, para una segunda tanda de filmaciones.

El estreno del flime está previsto para julio de 2010 en Estados Unidos. A Europa llegará en otoño.