Público
Público

"Si el tonto de Hessel ha publicado '¡Indignaos!' yo haré '¡Resignados!'"

Sánchez Dragó vuelve a cargar contra Stéphane Hessel durante la presentación de su nuevo libro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fernando Sánchez Dragó ha vuelto a soltar algunas perlas sobre Stéphane Hessel, cuyo libro inspiró a los indignados, durante la presentación de su libro 'Esos días azules'.

'Ya que el tonto ese de Hessel ha publicado '¡Indignaos!', un insulto a la inteligencia donde no dice nada, y además el tío se está forrando, yo estoy a punto de escribir dos libros iguales de 28 páginas que se llamarán: '¡Resignados¡' y '¡Divertidos!'', ha señalado el escritor.

El pasado junio, Dragó ya comparó a los indignados con Hitler, Franco y Mussolini.

En las páginas de este libro confiesa: 'Nací libertino y libertino moriré'. Dragó no se cansa de afirmar lo 'contentísimo' que se siente cuando sale a la calle y señala que se le van los ojos detrás de las chicas. 'Cruzo la carretera aunque la carretera esté llena de coches y el semáforo esté en rojo', ha indicado.

Sin ser preguntado, no duda en hablar sobre su vida sexual. 'Antes me corría aventuras siete días a la semana, ahora me corro una: me tomo una galletita de marihuana, me echo al bolsillo una petaca de whisky, me tomo diez gramos de cialis —viagra— y me voy'.

En este sentido, reconoce que, 'excepto en el sexo', no ha notado 'ningún síntoma de decrepitud'. Acto seguido, saca del bolsillo de su chaqueta un puñado de pastillas y sus últimos descubrimientos para apaciguar la longevidad. 'No me entran en una caja', detalla.

Sorprendido de que el mundo piense que hace 'lo posible por llamar la atención', desvela que en su vida ha tenido que llevar a cabo dos tácticas para mantener su intimidad a salvo. Por un lado, huir al extranjero y recuperar el anonimato. Por otro, lo que ha denominado 'la estrategia del calamar', es decir, echar tinta y escribir para distraer miradas.

En cuanto a la política, revela que no le interesa 'lo más mínimo' y afirma encontrarse 'frente a la derecha y a la izquierda'. Por ello, se siente asombrado después de que un partido, cuyo nombre no quiere desvelar, le haya ofrecido aparecer en sus listas. 'Crearía un problema atroz', reconoce.