Público
Público

El triunfo de la Nueva Narrativa

Muñoz Molina y Marías publicaron en un gran sello su primera novela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La década de los ochenta significó el comienzo de un nuevo régimen político y también de una época rupturista en la literatura. Aquellos diez años supusieron el nacimiento de lo que posteriormente se conoció como la Nueva Narrativa, etiqueta en la que se agrupó a escritores hasta entonces desconocidos como Antonio Muñoz Molina, Javier Marías, Julio Llamazares, Juan José Millás y Soledad Puértolas. Todos ellos fueron publicados en grandes sellos con su primera obra.

'En los ochenta se consolidó la democracia y cuando un país adquiere cierta madurez, las editoriales se fijan más en los autores locales que en las traducciones. Hasta entonces se miraba mucho hacia afuera y en esos años nos normalizamos', comenta Max Lacruz, hijo del editor de Seix Barral aquellos años, Mario Lacruz.

Precisamente, este editor y, sobre todo, su ayudante, Pere Gimferrer, fueron los primeros que le dieron voz a Antonio Muñoz Molina en 1986 con la novela Beatus Ille. Hasta ese momento, el escritor era un funcionario del ayuntamiento de Granada que dedicaba sus ratos libres a escribir. Gracias a un amigo, una pequeña historia que había escrito poco antes llegó a manos de Gimferrer. El editor catalán se entusiasmó con el texto y tras contactar con aquel funcionario le pidió una novela. La suerte hizo que Muñoz Molina tuviera aún caliente en su cajón Beatus Ille que envió en un sobre a Gimferrer. Curiosamente, sólo unos meses antes a este editor también le había llegado el manuscrito Luna de lobos de un leonés llamado Julio Llamazares.

'Eran unos tiempos en los que todavía se creía en las editoriales. A Javier Marías le descubrió Jaime Salinas en Alfaguara, donde trabajaban José María Guelbenzu y Juan García Hortelano. Y también había premios como el Sésamo, que lanzaron a autores como Puértolas y Millás', sostiene el editor Constantino Bértolo.

Según Lacruz también había más facilidades: 'No existían tantas editoriales y la oferta era menor. No había un cúmulo de novedades como ahora'. Nada que ver con la actualidad donde encontrar un libro de hace dos años en una librería es una hazaña.