Público
Público

La UE amplía en 20 años el copyright de las grabaciones musicales

La medida contempla que la protección de los derechos de autor se extienden de 50 a 70 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Usar o comercializar libremente grabaciones de los primeros años de los Beatles o los Rolling Stones tendrá que esperar 20 años más. La Unión Europea reformó ayer las leyes del copyright para ampliar de 50 a 70 años los derechos de autor de las grabaciones musicales. La extensión del plazo no afecta a los derechos de los compositores sino a los de los intérpretes y productores musicales y llevaba casi dos años durmiendo en un cajón por falta de consenso entre los países miembros. El cambio de posición de Portugal y Dinamarca, a favor de la medida, desbloqueó la propuesta, respaldada por la Eurocámara.

Según la legislación actual, las grabaciones fonográficas gozan de una protección de 50 años, un plazo que están a punto de cumplir álbumes que todavía se reeditan y son rentables. La industria discográfica y artistas como Cliff Richard o Mick Jagger habían pedido públicamente la ampliación del plazo. Sin embargo, asociaciones de derechos de los inter-nautas o formaciones políticas como el Partido Pirata argumentan que sólo se beneficiarán las discográficas y las grandes estrellas que, gracias al poder de negociación, retienen derechos que artistas con menos peso no ven garantizados en sus contratos.

Según un comunicado del Consejo, la institución que reúne a los 27 gobiernos, 'los intérpretes generalmente comienzan su carrera cuando son jóvenes, por lo que el actual plazo de protección no les beneficia cuando son mayores'.

'El objetivo de la UE es satisfacer a los grupos de presión de la industria', en palabras del eurodiputado del Partido Pirata sueco Christian Engström. 'En este caso se trata de los sellos discográficos, que poseen los derechos del 80% de la música que se ha grabado en la historia', señaló en un artículo publicado en su blog. Engström lideró una iniciativa junto a otros diputados para pedir a la Eurocámara que reconsiderase su opinión favorable a la extensión, expresada en una votación hace más de dos años.

Portugal y Dinamarca, que hasta ahora se oponían a la medida, modificaron su posición en verano. En el caso de Portugal fue posible gracias a un cambio de Gobierno. El nuevo Ejecutivo, liderado por el conservador Pedro Passos-Coelho, hizo saber a sus socios que no compartía la oposición del anterior gabinete, mientras que un proceso de consultas a los sectores implicados cambió el sentido del voto de Dinamarca. Suecia, Países Bajos, Bélgica, República Checa, Luxemburgo, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia se opusieron a una decisión que contó con el respaldo de España. A pesar de haber encargado varios estudios que desaconsejaron la extensión por considerarla excesiva e inefectiva, Reino Unido mantuvo su voto a favor.

La propuesta armoniza también el método de cálculo de la protección de canciones u obras cuya letra haya sido compuesta por varios autores. Según el texto aprobado, los derechos caducarán 70 años después de la muerte del último autor, ya sea uno de los que compuso las letras o música. Los estados miembros tienen ahora dos años para incorporar la decisión a su legislación nacional para que entre en vigor.