Público
Público

"Usabiaga y Otegi no pertenecen a ETA"

El productor presenta en el documental Al final del túnel, la última entrega de una trilogía de documentales dirigidos por Eterio Ortega que giran en torno al conflicto vasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Felicidades por todas sus películas y por todo lo que nos ha regalado'. Minutos antes de recibir el Premio Zinemira en la Gala del Cine Vasco, Elías Querejeta (Hernani, Gipuzkoa, 1934) es abordado por el director Isaki Lacuesta en la terraza del hotel María Cristina y recibe con humildad las alabanzas a su trayectoria. El productor de títulos legendarios del cine español como La caza (Carlos Saura, 1966) y El espíritu de la colmena (Víctor Erice, 1973), presenta hoy, jueves, en la sección Zabaltegi el documental Al final del túnel, la última entrega de una trilogía de documentales dirigidos por Eterio Ortega que giran en torno al conflicto vasco. Asesinato en febrero (2001) recogía los testimonios de amigos y familiares del concejal socialista asesinado por ETA Fernando Buesa.Perseguidos (2008) retrataba a los escoltas de dos concejales. Y Al final del túnel, basado en una idea original de Elías Querejeta, anuncia la llegada inminente de la paz.

¿Ha llegado el momento de la reconciliación?

Estamos al borde. No hay una fecha exacta, pero el proceso es irreversible. Hace cinco años inicié conversaciones con personas significadas de distintas áreas del conflicto y constaté que estábamos llegando al final del túnel.

¿A qué responde la elección de personas anónimas?

No son conocidos masivamente, pero sí son relevantes en su ámbito. Quisimos que fueran personas normales no significadas políticamente por los medios: una víctima de ETA, otra de los GAL, la mujer de un preso, un antiguo recluso, un exetarra todavía encarcelado y un sacerdote.

'Estamos al borde. La reconciliación es ya un proceso irreversible'

En 2005, Imanol Uribe, director de El proceso de Burgos', dijo que desde que empieza hasta que finaliza el rodaje de una película sobre ETA, 'los acontecimientos pueden haber variado completamente y, de repente, algo que no tenías previsto puede acabar complicando el tema'. ¿Cómo les afectó el atentado de la T-4?

Se me recomendó que no siguiera con el documental, pero poco tiempo después un núcleo de mis informadores me dijo: 'Sigue, Elías, sigue, que merece la pena'. Efectivamente, con el tiempo irrumpió la claridad con un avance consecuente en la película. En el último lustro se está evolucionando hacia el término de la violencia.

¿Han vivido un viaje de aprendizaje personal con esta trilogía?

Recuerdo cómo recibí la noticia de la muerte de Buesa. Estaba en un restaurante, y me quedé tan conmovido y conmocionado, que esa misma tarde me puse a investigar decididamente sobre todas las materias en torno al conflicto. Hay un sentimiento que mueve todo esto en mí: nadie tiene derecho a tener la verdad absoluta y, en definitiva, a imponerla por encima de las convicciones de los demás.

'Tras el atentado de la T-4 me recomendaron no seguir con el filme'

¿Sentía esta serie de producciones como un deber moral?

Siempre he participado en el desarrollo de este país, que es el mío. Yo soy de Hernani, joder. Soy un lector diario de todo lo que sucede en el País Vasco. Se han cometido barbaridades, pero también se han hecho contrapropuestas. En este momento la situación va hacia una forma de reconciliación, paz y desarrollo de las opciones y opiniones de cada cual en libertad.

¿Qué opina sobre la sentencia Bateragune'?

Rafa Díez Usabiaga no pertenece a ETA, no ha pertenecido nunca ni es un jefe de la banda armada. Y Otegi tampoco. Así que no entiendo esos diez años por pertenencia a banda armada en grado de responsabilidad.

¿Cabe un epílogo a la trilogía?

Falta. Pero la tendencia es a que sea más pronto que tarde.