Público
Público

Una vaca de ida y vuelta

Una autora de una las vacas de la Cow Parade denunciaba en su blog que su obra había sido retirada por una denuncia de la SGAE, que lo ha desmentido categóricamente.  Fueron los herederos quienes actuaron a título individual.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una denuncia desde un blog personal ha provocado un malentendido que tiene como protagonista a la Sociedad General de Autores de España (SGAE) y a la artista Susana L. Varó, autora de la escultura de una vaca que forma parte de la Cow Parade,  la manifestación artística que durante las últimas semanas ha puesto una nota de luz y color a las calles de Madrid.

Varó denunciaba en un post de su blog, post que ya sido retirado, que la SGAE había provocado la retirada de su obra de la plaza de la Independencia tras denunciar ante el  Ayuntamiento de Madrid, la organización de la Cow Parade y ante la patrocinadora de la obra la violación de los derechos de autor ya que su obra llevaba lleva impresa parte de la partitura de la popular canción 'Tengo una vaca lechera'.

La SGAE desmiente categóricamente esta información. 'No ha habido ninguna denuncia porque no puede haberla. La SGAE no gestiona los derechos de gestión de edición gráfica y partituras, por lo que es imposible que hayamos denunciado nada', asegura el jefe de prensa de la entidad a Público, que niega las existencia de esas tres misivas. 

La autora de la obra denunciaba en su blog que la queja había partido de los herederos de los autores de la canción. Público se ha puesto en contacto con David García Aristegui, nieto del autor de la música, que confirma plenamente la versión de la SGAE: 'La SGAE no tiene nada que ver con esto. 'Mi Vaca Lechera' es 'autoral', no editorial, por lo que la SGAE no gestiona derechos de reproducción gráfica'.

La misma versión ofrecen los organizadores del Cow Parade: 'La SGAE en ningún momento ha presentado denuncia o reclamación alguna ante la organización de Cow Parade de Madrid'. 

Fueron los herederos de los autores quienes reclamaron ante la organización de la Cow Parade que se estaba infringiendo los derechos de autor, pero lo hicieron a título individual. 'Los herederos se pusieron en contacto con Cow Parade mediante una carta reclamando sus derechos sobre la propiedad intelectual de terceros', precisan fuentes de la organización. Ante esta petición, la Cow Parade decidió retirar la obra de Varó. 'A la Cow Parade ya se le había pedido que no utilizase nada relacionado  con 'Mi vaca lechera'', afirma Aristégui, que explica que los dos herederos han alcanzado hoy mismo un acuerdo económico con los organizadores de la 'Cow Parade', por lo que la vaca volverá a su ubicación original en cuestión de horas tras dos días fuera de circulación. 

García Aristegui explica este pequeño lío: 'Cuando se creó la Cow Parade, la empresa Lauki nos hizo una oferta para tener su propia vaca con la música, pero no alcanzamos un acuerdo. Ante esta petición y para prevenir posteriores problemas advertimos a la Cow Parade sobre los derechos de autor. Aún así, aceptaron la vaca de Varó y no comprobaron si la canción estaba sujeta a derechos. Cuando nos enteramos que se estaba utilizando la canción, nos pusimos en contacto con ellos. La vaca se retiró y la artista soltó la bomba en su blog acusando a la SGAE'.