Público
Público

Una vagabunda contra el mundo

'Nothing Personal', de Urszula Antoniak, llega a los cines españoles tras arrasar en los festivales de Locarno y Sevilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nothing Personal

Director: Urszula Antoniak

Intérpretes: Stephen Rea (Martin), Lotte Verbeek (Anne), Tom Charlfa, Fintan Halpenny, Ann Marie Horan, Sean McRonnel

Clasificación: Pendiente por calificar

Género: Drama

Una mujer mira la calle desde una ventana amplia y ve cómo sus pertenencias, en cajas y maletas, desaparecen de la acera.

En un piso vacío, claro y en silencio total, conocemos a la protagonista de Nada personal, una joven rebelde que poco después veremos convertirse en una vagabunda por elección propia.

'No quise entrar en las explicaciones psicológicas que las películas de Hollywood articulan como justificación de las acciones de sus personajes. Creo que en la vida no llegamos a conocer las razones reales por las que la gente hace las cosas', apunta, en conversación telefónica desde Holanda, Urszula Antoniak, la cineasta que ha hecho de su debut uno de los más sonados del último cine europeo.

'En nuestras sociedades eres mejor cuantos más amigos tienes'

El cada vez más puntero Festival de Cine de Locarno le concedió una ristra de premios el año pasado: el de mejor ópera prima, el premio Fipresci de la crítica internacional, el del jurado joven y el galardón a mejor actriz para Lotte Verbeek. Poco después llegaría al Festival de Cine Europeo de Sevilla, donde se haría con el máximo galardón a la mejor película.

El filme llega a las salas españolas hoy.

La idea para Nada personal surgió, en realidad, de un asunto paradójicamente muy personal. 'El germen de la película está en la muerte de mi pareja. Yo también puse en la calle todas sus cosas para que otros las cogieran', confiesa la realizadora de origen polaco. 'Me interesa ese acto de despojamiento material, que puede funcionar como un suicidio metafórico. ¿Y si alguien llevara a cabo ese acto radical de despojamiento, lo abandonara todo y se fuera en busca de su soledad?', se pregunta.

'La ironía es la sal y la pimienta, sin ella la vida se queda sin fondo'

Para tal acto de rebeldía, Antoniak no quiso seguir los pasos de un hombre. 'Estamos acostumbrados a que la figura del rebelde sea masculina en el cine y en la literatura. Quise colocar a una mujer en ese rol y enviarla a vivir su soledad de manera radical', explica.

Desde Holanda, a pie y tirando de autostop, la joven llega a los parajes solitarios de Connemara en Irlanda.

'Al principio está sólo ella y el paisaje. Busqué esos lugares que tuvieran ese mismo espíritu solitario', precisa. Allí, la protagonista, de la que no conocemos mucho más que su nombre, entabla relación con otro solitario, un ermitaño(Stephen Rea), que ha decidido también separarse de la sociedad para vivir en una casa aislada.

La premisa bajo la que inician su relación, en la que la joven hará las veces de chacha y jardinera, es no hablar de 'nada personal'. 'Me interesaba plantear la pregunta de cuánto necesitas saber de una persona para confiar en ella', apunta. De tal guisa, la directora pone en tela de juicio la concepción occidental de soledad. 'En nuestras sociedades eres mejor cuantos más amigos tienes. Yo distingo entre una soledad impuesta, que viene del abandono y que no es agradable, y otra que es enriquecedora y que es la capacidad de estar con uno mismo', asume.

Todo ello lo construye Antoniak bajo un tono esencialmente irónico. 'Para mí la ironía es como la sal y la pimienta, sin ella la vida se queda en dos dimensiones, sin fondo. Supongo que es algo propio de la cultura de la que vengo, esa mezcla entre lo judío, lo germánico y lo eslavo de Europa Central', asegura. La directora seguirá poniendo en práctica su mirada irónica y su querencia por los personajes solitarios en su próximo proyecto, Code Blue, que presentó en la Cinéfondation del pasado Festival de Cannes. 'Es un guión donde quiero tratar el gran tabú de la sociedad occidental, la muerte', explica. ¿Coincidió en la Cinéfondation con Jaime Rosales? 'Sí', se ríe, 'y es guapísimo'.