Público
Público

La venta de libros bajó un 7% en 2010 por "un parón en el consumo"

Los datos del Gremio de Editores muestran un aumento de un 37,5% en la facturación de ebooks

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Los datos no son buenos. El año pasado, la venta de libros bajó un 7% con respecto a 2009 y, en el primer semestre de este año, ya tenemos previsto un descenso similar'. El director ejecutivo de la Federación del Gremio de Editores de España (FGEE), Antonio María Ávila, valoró así los datos del Comercio Exterior e Interior del Libro hecho públicos ayer. Para el directivo, los motivos de la bajada se deben a 'un parón del consumo' por parte de los lectores' y a 'una ausencia de best sellers que permitieron cuadrar las cuentas del año pasado'. Precisamente, por materias, la caída más brusca se dio en literatura: la facturación descendió un 9% con respecto al año anterior.

Esta tendencia a la baja, observada en los últimos cinco años la industria ha perdido un 4,1% desde 2006, también tiene su causa, según el presidente de los Editores, Antoni Comas, 'en las erráticas políticas administrativas'. Tanto Comas como Ávila fueron ayer especialmente duros con la política de gratuidad de libros de texto de primaria y secundaria y con los recortes en las compras de las bibliotecas públicas. 'En 2010 se compró un 43,5% menos que en 2009 y creemos que este año será aún peor', dijo Comas.

Los directivos del Gremio negaron que el precio de los libros estuviera detrás de la estampida de los lectores. Como ejemplo pusieron las cifras del libro de bolsillo, que también ha descendido su facturación en un 2,1%. 'El problema que subyace es que el valor intangible del libro tiende a cero. Es decir, se está desvalorizando como producto cultural y esto es sinónimo de que la sociedad española está tocada de muerte', concluyó Comas, quien, por otra parte, sí vio 'muy beneficioso por la riqueza que aporta' el nuevo aumento de los títulos editados: 79.839, un 4,8% más que en 2009. Por otro lado, las tiradas, con una disminución del 12,4%, siguen con un reajuste iniciado en 2007.

El libro electrónico continúa con su ascenso imparable. El año pasado sus remesas aumentaron un 37,5%. En términos totales ya representan un 2,4%. 'Esto se debe principalmente a la compra de ebooks de Derecho y especializados', matizó Ávila.

Los datos más positivos para la industria hay que buscarlos en el comercio exterior, que aumentó un 3,5%. Un dato curioso es el 31% de los encargos a imprentas extranjeras, principalmente de Asia, para la producción de los libros. Es una consecuencia más de la crisis: ante la disminución de ingresos, la salida está en los intermediarios de bajo coste.