Publicado: 01.09.2016 12:03 |Actualizado: 01.09.2016 12:03

'Vergüenza' se rueda con la premisa de resultar una comedia incómoda

Javier Gutiérrez y Malena Alterio protagonizan esta comedia poco convencional creada, escrita y dirigida por Juan Cavestany y Álvaro Fernández-Armero. Producida por Movistar+ y Apaches, se encuentra en fase de rodaje y su estreno está previsto para el próximo otoño.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Javier Gutiérrez y Malena Alterio en el rodaje de la serie 'Vergüenza'.

Javier Gutiérrez y Malena Alterio en el rodaje de la serie 'Vergüenza'.

MADRID.- Lo que cuenta y la forma en la que lo hace –con “guiones atípicos” y de 30 minutos– es lo que hizo que Vergüenza, que en origen iba a llamarse Gutiérrez, estuviese guardada en un cajón durante ocho años. En su momento llegó a rodarse un piloto, con Juan Cavestany y Álvaro Fernández-Armero como creadores, guionistas y directores y Javier Gutiérrez y Malena Alterio como la pareja protagonista. Ocho años después, los implicados siguen siendo más o menos los mismos, la esencia también, pero algunas cosas han cambiado en esta serie que se encuentra ahora en pleno rodaje y que se presentó hace no mucho a los medios como una ficción de humor incómodo y con un formato muy a la americana.

Dos ingredientes esenciales que provocaron que haya tardado tanto tiempo en ver la luz. Como esperando a que tanto cadenas como espectadores estuviesen preparados para ella. Movistar+, la productora Apaches, el tesón de sus creadores, el compromisos de sus protagonistas originales y tres millones de euros de presupuesto han hecho que esté cobrando vida.



“Ahora hay más mala leche, es más oscuro lo que contamos, sin perder por ello la comedia”, explica Javier Gutiérrez entre toma y toma sobre ese piloto que grabaron hace tanto y cuya acción transcurría entonces (no ahora) durante una cena en casa con sus suegros. El decorado inicial ha cambiado. Los suegros, no. Siguen siendo Miguel Rellán y Lola Casamayor. Su mujer en la ficción, Malena Alterio, tampoco. El rodaje, anunciado hace unos meses, comenzó el pasado 7 de julio y se prolongará hasta el 21 de septiembre.

Entre medias, ayer, el equipo hizo un hueco para recibir a los medios durante la grabación en un colegio a las afueras de Madrid. Y hasta aquí se puede contar para no desvelar nada de la trama de una serie en la que su protagonista, Jesús Gutiérrez (de ahí el título original), es un fotógrafo de bodas con aspiraciones de artista. Un tipo con un talento natural para provocar situaciones embarazosas que arrastra con él a su esposa, Nuria (Malena Alterio), una mujer que acaba de perder su trabajo en una tienda de moquetas y cuya única meta actual en su vida es ser madre a toda costa.

Comedia incómoda

Juntos son la pareja titular de una historia que promete, según sus creadores y protagonistas, provocar cierto grado de incomodidad en el espectador. Porque Vergüenza va de eso, de lo embarazoso de algunas situaciones fácilmente reconocibles y congregadas todas en un mismo personaje. De “un tipo que no deja de meterse en charcos, uno detrás de otro y a cada cual más gordo y más sucio”, como reconoce Javier Gutiérrez. Como por ejemplo, cuenta el actor, esa comunión en la que fotografía a un niño como si fuese un modelo de pasarela desembocando en un gran malentendido. Lo peor es que no es consciente de la situación, está en su naturaleza.

"Hemos retomado el proyecto en una época donde este humor de lo amargo y lo incómodo está más asumido"

The Office y Louie son dos series que salen a colación continuamente durante la visita al rodaje para que se entienda por los caminos por los que se mueve la comedia de Cavestany y Fernández-Armero. Desde el origen han pasado ocho años y en este tiempo el panorama seriéfilo ha cambiado mucho. “Hemos retomado el proyecto en una época donde este humor de lo amargo y lo incómodo está más asumido. No es tan novedoso”, puntualiza Cavestany. Gutiérrez insiste en esa idea: “Con esta serie no inventamos nada, está ya todo inventado”. Puntualizando que lo novedoso está en la forma de hacerlo, desde el guión.

Por eso Cavestany, uno de sus creadores, guionistas y directores, insiste en que quieren ir más allá de esa etiqueta de humor incómodo que se les pueda colocar y que ellos enarbolan como seña de identidad. De momento, no hay episodios montados enteros, solo alguna escena. El rodaje se está haciendo en base a localizaciones, no de manera cronológica, y más como si fuera una película de cinco horas que una serie de diez episodios. Algo que está haciendo disfrutar al equipo, que no deja de mostrar su asombro ante un personaje como el de Jesús Gutiérrez. Un tipo con el que resulta difícil empatizar.

Gutiérrez encarna a un antihéroe

Cavestany lo compara en cierta medida con ese modelo de antihéroe que ahora se lleva tanto en la televisión en la línea de Tony Soprano, Don Draper (Mad Men) o Walter White (Breaking Bad). Es decir, personajes en cuyo lugar no es fácil ponerse y a los que cuesta cogerles cierto aprecio. En cuanto a lo “atípico” de los guiones, explica que se refiere al hecho de dedicar, por ejemplo, un capítulo casi al completo a una situación y resolver otra en cuestión de unos minutos.

Aunque su creador asegura que no es una comedia sobre la actualidad, es decir, pegada a la problemática de la sociedad de hoy en día, lo cierto es que de la visita al rodaje y las conversaciones con parte del equipo se desprende que sí que se van a tratar algunos temas de cierto calado social como la diferencia de edad o color de piel en una pareja, algo que este fotógrafo de bodas no parece llevar bien. Y no se tratará de manera superficial, sino que dos de las parejas recurrentes en esta serie con más de 90 personajes serán las encargadas de poner rostro al tema.

Por un lado, Vito Sanz es Óscar, compañero de trabajo de Jesús, un cámara que sale con una mujer mayor que él a la que interpreta Ana Goya. Sanz habla de su personaje como una especie de Sancho Panza para Jesús, aunque Javier Gutiérrez dice no sentirse como un Quijote, sino más bien que tanto cámara como fotógrafo son dos Sanchos. La otra pareja la componen Ángeles Páez (Silvia) y Malcom T. Sitte (Nelson). La primera es compañera de trabajo de Nuria. El segundo, compañero de clase de inglés del matrimonio.

De momento Vergüenza se está rodando, aún le quedan tres semanas por delante y la fecha de estreno que se da de inicio es septiembre del próximo año

Y completando el reparto, los ya mencionados Miguel Rellán y Lola Casamayor –quienes también participaron en aquel lejano piloto– como los padres de Nuria. Resu Morales y Enric Benavent serán los padres de Jesús. Y Francisco Reyes y Estrella Olariaga darán vida a la sufrida pareja de vecinos del matrimonio Gutiérrez. Ellos son, más o menos, los fijos. Después cada episodio contará con nuevas incorporaciones.

De momento Vergüenza se está rodando, aún le quedan tres semanas por delante y la fecha de estreno que se da de inicio es septiembre del próximo año. ¿Una segunda temporada? Predisposición por parte del equipo hay y el final del décimo episodio dará pie a ello, aunque tanto Gutiérrez –que cree que estamos avocados a que las series duren cada vez menos– como Alterio se muestran cautelosos al respecto. Mejor esperar a comprobar el recibimiento de esta primera entrega y después ya se verá. Por ahora la única referencia que tienen es el clima que se vive en el rodaje. “Hay algo que pasa que no me pasaba hace mucho y es que el equipo se ríe mucho. No sé si es bueno o malo. Nos hace sentir que vamos por el buen camino”, cuenta Gutiérrez.