Público
Público

Viaje sin retorno de una blanca al corazón de la India

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La curiosidad persigue a Tishani Doshi (India, 1975) desde que era una niña. En los años setenta del pasado siglo, su madre, nacida en Gales y procedente de una familia calvinista, hizo un viaje a India del que no regresó: allí conoció a un hombre y emprendió una nueva vida junto a él. Poco después nació Tishani.

Es decir: padre indio, pero familia materna blanca y protestante, un contraste ideal para volcar en una primera novela, Los buscadores de placer (Mondadori), una historia que, a través de la relación entre un indio y una británica, analiza el choque cultural y la evolución de las relaciones entre la colonia y la metrópoli desde el año 1968.

'En esencia, es una novela sobre el amor. Pero no sólo el que se profesa una pareja, sino sobre el amor entre hermanos, padres, hijos. Me interesaba indagar en esa búsqueda y esa necesidad que todos tenemos de los otros', señaló Doshi ayer durante la presentación de su novela en el HAY festival de Segovia.

En Los buscadores de placer también hay una mirada hacia la diversidad sexual. Uno de los personajes es un transexual al que Doshi sitúa en una especie de limbo: 'En India existe la idea de que el hombre y la mujer son uno solo. Pero el transexual de la novela no quiere ser ni hombre ni mujer', explicó. Un contraste más entre las dos culturas.

La escritora, que ya ha sido comparada con ZadieSmith, ya teme la recepción de su próximo libro. 'Nunca he pensado mucho en los lectores. Siempre he escrito lo que quería escribir, pero a ver ahora'. De momento, ayer había un buen número de personas haciendo cola para recibir su firma.