Público
Público

Viggo Mortensen regresa al teatro dos décadas después

El actor interpreta en las 'Naves del Español Purgatorio' junto a Carmen Elías

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de dos décadas ha tardado Viggo Mortensen en volver a subir a un escenario. En medio, mucho cine, premios, consideraciones y estrellato. Quien le convenció para regresar fue el dramaturgo argentino Ariel Dorfman, que tenía escrita en inglés la obra Purgatorio. Un encuentro entre ambos en 2007 cambió por completo el proyecto: el texto sería en castellano y Mortensen, su protagonista. Una serie de infortunios hizo que la obra no se estrenara en 2009. 'Pero ahora estamos acá y la vamos a hacer', aseguró el actor. Purgatorio, en la que también actúa Carmen Elías, se estrenará el viernes en las Naves del Español (Matadero) de Madrid.

Casualmente, la obra posee una enorme actualidad: aborda una reflexión sobre el perdón, el peso de la culpa y la relación entre víctimas y victimarios. Dos personajes en el escenario, un hombre y una mujer, condenados a una penitencia eterna.

'Cada vez que nos sentimos cómodos, se va todo al carajo'

Los actores y el dramaturgo no pudieron evitar equiparar el sentido del texto teatral con el reciente comunicado de ETA. 'O se la perdona o no, pero el perdón con condiciones no es perdón', manifestó Mortensen, para quien es posible perdonar 'absolutamente todo' y que eso no tiene nada que ver con el sentido de la justicia: 'Puedes meter a alguien en la cárcel, pero también puedes perdonarle; son dos cosas diferentes'. El actor aseguró a su vez que la obra llega en el momento adecuado, puesto que narra cómo los perdones deben ser siempre mutuos y simultáneos. 'Ese es el verdadero proceso de reconciliación', añadió.

Ariel Dorfman manifestó, por otra parte, que el perdón y la compasión verdadera son difíciles. De ahí este texto que desenmascara a víctima y verdugo para intentar saltar las fronteras del odio y la rivalidad.

'Cada vez que nos sentimos cómodos, se va todo al carajo, es como la vida misma', insistió Mortensen sobre la obra. Por suerte, esta vez no parece haber impedimentos para que esta historia de redención llegue al escenario.