Público
Público

Las Vivian Girls tocan en Barcelona y se llevan un buen susto en la fiesta después del concierto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El concierto de anoche [27 de julio] en la sala Razzmatazz de Barcelona fue alucinante. Era la segunda vez que veníamos y el público nos impresionó, el lugar estaba lleno, gritaban tanto que ni siquiera nos oíamos mientras cantábamos All the time, pero con todas las canciones eran igual de entusiastas. Además, nos encantó la banda que cantó antes que nosotras, AIAS, ¡alucinantes!

Después del concierto estábamos tan animadas que decidimos salir de marcha. En un pub cerca de la sala donde tocamos estuvimos bebiendo algo, fue allí donde la noche dio un giro insospechado. Una chica, que parecía drogada o borracha o las dos cosas, dio un puñetazo a Fiona [batería del grupo] en la cabeza. No pareció intencionado, creemos que ni siquiera la reconoció. Había tanta gente que la pobre Fiona ni siquiera vio venir el golpe, acabamos riéndonos muchísimo y a la chica no la volvimos a ver. Las copas se sucedieron hasta las cinco de la madrugada, acabamos en el hotel chateando con el novio de Fiona, que no daba crédito a nuestro estado. Incluso acabo de ver fotos de las que ni me acordaba y que me parece que nunca podré enseñar. Lo pasamos realmente bien. Barcelona es alucinante.

'En un pub, una chica que parecía drogada o borracha dio un puñetazo a Fiona en la cabeza. No pareció intencionado'

Pero eso no ha sido lo más escandaloso que nos ha pasado. Cuando estuvimos en Francia, justo después del concierto unos chicos nos siguieron y treparon por la pared de nuestro hotel hasta el balcón de nuestra habitación. Nos asustamos tanto que cerramos la ventana corriendo, no podíamos creernos lo que estaba pasando. No paraban de gritar y el dueño del hostal vino a regañarnos, quería echarnos incluso. ¡Pero nosotras no podíamos hacer nada! Los chicos se quedaron varias horas ahí abajo llamándonos, borrachos perdidos haciendo un ruido insoportable. Por la mañana, bien temprano, nos invitaron a dejar el hostal.

Dentro de unas horas tocamos en Madrid, es la primera vez que venimos a la capital y tenemos muchas ganas de ver cómo es el público de aquí. Venimos haciendo la gira en una furgoneta, una Transit azul. Desde Barcelona, nuestro manager y una amiga se turnan para conducir mientras nosotras descansamos, normal con la paliza de anoche... De todas formas, cuando nos preguntan si nos tomaremos vacaciones después de la gira, siempre digo que estas son nuestras verdaderas vacaciones.

Acabamos de hacer la prueba de sonido y estamos cenando para coger fuerzas para la actuación en Moby Dick que empezará en unas horas. Un irlandés que está justo al lado de la sala parece el lugar idóneo, porque está cerca y no tenemos apenas tiempo. Un poco de comida sana todas juntas mientras charlamos sobre la loca noche de ayer. Yo, [Katy, bajo y cantante], tomaré ensalada porque soy vegetariana, Fiona y Cassie [la otra guitarra y cantante] comparten algo de pescado.

Seguiremos la gira por Portugal. En cuanto volvamos a Brooklyn grabaremos el próximo álbum, del que no podemos contar mucho. Lo que sí puedo decir es que Cassie y yo ya hemos compuesto algunas canciones.

DISPLAY CONNECTORS, SL.