Público
Público

"Volveré a mis personajes dramáticos"

Nicolas Cage presenta Aprendiz de brujo', historia mágica que se estrena en septiembre.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con todo el glamour de Hollywood, el equipo de la película de Dismey El aprendiz de brujo presentó ayer en Barcelona, en primicia europea, la nueva producción protagonizada por el oscarizado Nicolas Cage. El actor de Living Las Vegas se sinceró en una rueda de prensa multitudinaria y divertida, junto con el resto del equipo: el director, Jon Turteltaub; los coprotagonistas, el joven canadiense Jay Baruchel y el británico Alfred Molina, y el productor junto con el propio Cage, Jerry Bruckheimer. No estuvo Monica Bellu-cci, de baja por maternidad.

Cage da vida a Balthazar Blake, un genio de la magia que aparece en el Nueva York de nuestros días para proteger a la ciudad de su enemigo Maxim Horvath, otro mago eterno interpretado por Alfred Molina. Para ello, contará con la ayuda de un aprendiz de brujo, Dave Stutler (Jay Baruchel), el elegido por ser descendiente del mismísimo Merlín.

Cage admitió que de niño le iba la magia, aunque no sabe ningún truco, y explicó que le gusta alternar papeles dramáticos con otros más familiares: 'Mis raíces son películas dramáticas y siempre volveré a ellas, pero también me interesan las familiares. Necesito esta alternancia para sentirme renovado'. Su padre, August Coppola, siempre trató de capacitarlo para que creyera en sí mismo: 'Esa reflexión me interesa y es la que se encuentra en toda la película'. Aunque quien lo empujó a dedicarse al cine fue James Dean: 'Al este del Edén, a los 15 años, me influyó más que cualquier otra cosa'.

Amigo de la infancia del director, Jon Turteltaub, Cage negó que hubiera habido ningún problema con él por el tono que se le quería dar a la película: 'Él es el director idóneo para hacer historias divertidas', comentó el actor. 'Nick aporta una dosis de riesgo a la película que es muy importante', declaró el director.

Los efectos especiales cobran especial relevancia en Aprendiz de brujo, pero el protagonista quiso dejar claro que, además, 'es una película con mucho corazón, muy sentimental'. Sin embargo, Bruckheimer justificó que no se haya rodado en 3D porque 'todavía no había salido Avatar, que fue la película que nos enseñó las ventajas de esta tecnología'. El productor dijo que la tercera parte de Pitratas del Caribe sí será tridimensional. Nicolas Cage bromeó al respecto: 'Siempre me interesa lo nuevo', comentó. 'Ahora estoy con mi primera experiencia en 3D, Drive Hungry, y es emocionante y divertido. He sacado la lengua en una secuencia para ver si llego a la cuarta fila de la sala, pero me temo que cortarán esa escena'.

'A todos nos gusta hacer segundas partes, a ver cómo funciona esta película...', adelantó Bruckheimer.